Nos seguimos hundiendo en las honduras

Opinión 11 de febrero de 2020 Por
Un campesino de la zona rural solo gana 100 lempiras al día (8 horas), un promedio de 4 euros por el trabajo diario que va desde hacer cercos con alambres de buas o piedras hasta limpiar la maleza en cerros donde el sol es abrazador
Escuela V SUYAPA

logoglo19R150Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y si está todo correcto publicado.

"Gracias a Dios que nos salvamos de estas honduras" dijo el descubridor de las Américas Cristobal Colón al salvarse de las bravas olas del Océano Atlántico cuando desembarcó en su cuarto y ultimo viaje en las costas de esta tierra del itsmo centroamericano.

En forma de metáfora muchos extranjeros comentan del nombre de nuestro país y hay algunos atrevidos que dicen que el mismo evoca situaciones de la vida nacional y que reflejan lo hondo que vivimos en los problemas sociales como; la pobreza, corrupción entre otros flagelos que afligen a la noble población de este país "5 estrellas", las cuales se simbolizan en la bandera nacional; los países centroamericanos.

Desde el siglo XVI cuando se colonizó, hasta la actualidad, las masas o grandes mayorías han sido sumergidas en la desesperanza y humillación provocada por la burocracia que son los dueños de los medios de producción y por ende los explotadores de las pobrezas que no tienen otra opción que ser sus servidores.

Un campesino de la zona rural solo gana 100 lempiras al día (8 horas), un promedio de 4 euros por el trabajo diario que va desde hacer cercos con alambres de púas o piedras hasta limpiar la maleza en cerros donde el sol es abrazador y lo ilógico es que los que se encargan de dominar la patria(políticos y empresarios), cada día se enriquecen siendo la fuerza de trabajo de las mayorías la culpable de ello, falta consciencia social y que la conciencia del ciudadano común evolucione destronando la explotación burocrática desde el pacifismo e intelectualidad siendo las juventudes las principales llamadas a este proceso revolucionario.

Por lo tanto se cohibe de educación a los niños y jóvenes hondureños, los mismos que han crecido en muchos casos  sin un miembro de la familia nuclear y "abrazados por la pobreza extrema",donde son acogidos por las "maras y pandillas"(grupos organizados que se encargan de vender drogas y cobrar impuestos de guerra a los dueños de negocios o comerciantes), los mismos a los jóvenes les ofrecen un "prestigio", donde tienen comida, casa, compañia, pero esto no es de gratis, tienen que acatar las órdenes de los jefes de "darlo todo por la mara", y ¿la felicidad de esos muchachos donde queda?.

Los gobiernos llenan de armas los batallones y reprimen a esos pandilleros que nunca gozaron  de promoción por parte estatal; la educación esta colapsada y faltan oportunidades de empleo sopesar que somos un país lleno de recursos naturales y diversidad cultural(muchas etnias y dialectos), los mismos que son olvidados y marginados.

Triste realidad, donde los políticos se roban el dinero de organismos internacionales, "mientras en una aldea lejana un niño come tierra".

Te puede interesar

Boletín Globatium

Globatium ha concluido su proceso de cambio a un sistema periodístico profesional. muchas gracias a todos por su paciencia.

Invitamos a todos nuestros lectores a suscribirse en nuestro boletín de noticias. El que necesite información sobre nuestro funcionamiento, puede escribirnos abajo en "contacto".

Estamos muy ilusionados con esta nueva plataforma que nos garantiza una velocidad increíble, esto lanzará nuestro proyecto. Por otra parte hemos simplificado muchas cosas que harán de globatium un medio muy eficaz. Bueno amigos seguimos trabajando, un cálido abrazo a todos los que nos han acompañado hasta aquí.

Te puede interesar

HEMEROTECA GLOBATIUM 

Archivo Web de GLOBATIUM