Prensa digital, noticias de españa y noticias del mundo Prensa digital, noticias de españa y noticias del mundo

Agricultura para el bien común: «Estamos hartos» – Manifestación el 18 de enero en Berlín

Este año en particular, estos objetivos son específicamente actuales. La «Política Agrícola Común» (PAC) de la Unión Europea para los años 2021 – 2028 está siendo renegociada

Ecología y medio ambiente 18 de enero de 2020 News from the Pressenza bureau in Munich, Germany
Landwirtschaft-Gemeinwohl-Wir-haben-es-satt-Demo
(Imagen de pxhere.com / CC0)

«Estamos hartos» – Bajo este lema una amplia alianza convoca a una manifestación en Berlín el 18 de enero. Esto ha tenido lugar al comienzo de la Semana Verde Internacional desde hace varios años y es un ejemplo para la agricultura rural-ecológica, la cría de animales apropiados para las especies, la justicia climática y la buena alimentación.

La UE promueve el agronegocio – con graves consecuencias

Este año en particular, estos objetivos son específicamente actuales. La «Política Agrícola Común» (PAC) de la Unión Europea para los años 2021 – 2028 está siendo renegociada. Cada año, la Unión Europea apoya la agricultura con 60 mil millones (!) de euros – la mayor partida individual del presupuesto de la Unión Europea. La mayoría de los beneficios de las empresas agrícolas provienen de este apoyo estatal. La regla actual es: si eres dueño de un lote de tierra, recibes mucho dinero. Esto se debe a que el apoyo se basa principalmente en el número de hectáreas que poseen las granjas. Así que las grandes granjas reciben mucho dinero, las pequeñas granjas, en cambio, poco dinero – ¡en claro contraste con todos los discursos dominicales para la preservación de la agricultura rural!

Pero no sólo eso: el dinero público sólo se gasta por la cantidad de cultivo de la tierra, pero no está orientado al beneficio de la sociedad. Con las correspondientes consecuencias: Fallas en las granjas y monocultivos, glifosato y extinción de especies, mega estables y resistencia a los antibióticos y al cambio climático.

Hay otra manera: ¡Para el beneficio de todos, incluyendo el medio ambiente!

Muchas personas demuestran que se puede hacer de manera diferente y mejor. Cada vez más agricultores cultivan de forma ecológica y mantienen sus animales de forma adecuada a la especie. Cada vez más ciudadanos deciden en el mostrador por alimentos buenos y artesanales de la región o apoyan a las granjas en solidaridad y forman un movimiento para un cambio global de la agricultura y la alimentación.

El movimiento de la economía del bien común aboga por una economía de mercado que recompense la actividad económica orientada al bien común. Sería muy fácil poner en práctica estas ideas en la agricultura, que obtiene sus beneficios no del mercado sino principalmente del apoyo estatal: ¡Dinero público para los servicios públicos!

Apoyo incluso de instituciones estatales

No sólo el Bund Naturschutz, las asociaciones de agricultura ecológica y los demás partidarios de «Ya estamos hartos» reclaman una política agrícola de este tipo, sino también instituciones estatales como la Agencia Federal de Medio Ambiente (UBA) y el «Consejo Asesor de Política Agrícola» del Ministerio Federal de Alimentación y Agricultura (BMEL).

En el prólogo del «Informe sobre Medio Ambiente y Agricultura 2018», el presidente de la UBA resume: «La concentración en unas pocas especies de cultivos, el uso masivo de fertilizantes y plaguicidas en el campo y de medicamentos en el establo, o el exceso de estiércol en regiones con ganadería intensiva dañan la biodiversidad, contaminan las aguas subterráneas y nuestras aguas superficiales, contaminan el suelo y el aire, y contribuyen al cambio climático». Para reducir el impacto ambiental de la agricultura, el presidente de la UBA pide una reorientación de los subsidios agrícolas de la Unión Europea:

«La reforma de la Política Agrícola Común debe conseguir finalmente que ya no sean las explotaciones agrícolas que cultivan más tierras las que reciban más dinero, sino las que hagan más por el medio ambiente».

El lobby agrícola y la asociación de agricultores siguen oponiéndose

En su primer borrador de la reforma de la PAC, la Comisión Europea propone unos primeros pasos tentativos en esta dirección. Se adhiere al modelo de dos pilares que ha estado en vigor hasta ahora. Los pagos a tanto alzado por superficie, que representan alrededor del 73% de la ayuda, pasan por el primer pilar y el resto se utiliza para financiar programas de desarrollo rural a través del segundo pilar, que incluye medidas agroambientales. La propuesta de la Comisión de la Unión Europea prevé que en el futuro se pague una prima básica por hectárea a través del primer pilar, como en el pasado. Esto podría ser complementado por los propios agricultores si participan en una medida ambiental. Se dejará a los estados miembros la decisión sobre la forma que debe adoptar. – Independientemente de ello, los programas de desarrollo rural existentes se continuarán en el marco del segundo pilar.

Incluso estas propuestas de enmienda provisionales van demasiado lejos para el grupo de presión agrícola y la asociación de agricultores. Quieren que todo permanezca como está. – Las asociaciones ecologistas, en cambio, piden medidas más audaces.

Propuestas concretas para el cambio agrícola

Incluso el Consejo Científico Asesor para la Política Agrícola de la BMEL, en su informe de abril de 2018, aboga por una política coherente para la agricultura y las zonas rurales que esté orientada hacia el bien común. Los actuales pagos a tanto alzado por hectárea no ayudarían ni a los agricultores especialmente necesitados ni a los que están especialmente comprometidos con el medio ambiente. En cualquier caso, una gran parte del dinero se traspasaría a los propietarios a través de los pagos de arrendamiento. El Consejo hace propuestas concretas para la reorientación del apoyo agrícola y subraya que esto requiere «firmeza política». – Lamentablemente, la ministra de agricultura alemana Julia Klöckner todavía no ha dado muestras de tal firmeza ni de una posición clara.

Por lo tanto, es aún más importante apoyar a las asociaciones agrícolas y medioambientales críticas y las acciones bajo el paraguas de «Ya hemos tenido suficiente» y, por lo tanto, promover una buena orientación común en la alimentación y la agricultura.

 

¡Basta con el principio de la regadera!

– ¡Subvenciones sólo para la agricultura respetuosa con el medio ambiente y el clima!

– ¡Fondos públicos sólo para la cría de animales de especies apropiadas!

– ¡Más apoyo a las pequeñas y medianas explotaciones agrícolas que producen buenos alimentos para todos nosotros!

Harro Colshorn, jardinero de Bioland y empresario de bienestar público en Baviera

Enero de 2020

El círculo de portadores de la manifestación del 18.01. en Berlín – más información en: www.wir-haben-es-satt.de

Otros artículos sobre la economía de interés público

Otros artículos sobre el cambio de la agricultura

Petición para el cambio de la agricultura y la alimentación

Tomado de Pressenza

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a hola[email protected], estamos muy agradecidos de tu aporte . ¡Participa!

globatium, periódico colaborativo de España e Iberoamérica

Te puede interesar

Amazonaas-0509-Dayse-Gomis

¡La Amazonia pide ayuda!

Daniel Bruno Vasconcelos y Jennifer Terriaga
Ecología y medio ambiente 06 de septiembre de 2020

Todo un ecosistema está siendo destruido al servicio del agronegocio. Los mismos grupos corporativos que exportan carne y soja producidas en territorio brasilero, son responsables de la destrucción del Amazonas.

Lo más visto

 Ayudar a GLOBATIUM 

Apoya nuestro proyecto editorial GLOBATIUM para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación

Boletín Globatium

booked.net