Prensa digital, noticias de españa y noticias del mundo Prensa digital, noticias de españa y noticias del mundo

El Acuerdo de París de 2015 sobre el cambio climático no avanza … ¡y por una buena razón!

Las industrias del petróleo y el gas en su totalidad son responsables de aproximadamente la mitad de las emisiones globales de CO2

Ecología y medio ambiente 31 de diciembre de 2019 Angelo Baracca
ACCION-GREENPEACE_COP25

Se han escrito ríos de comentarios sobre el fracaso de la COP 25 en Madrid, y no pretendo añadir otro, sino llamar la atención a otro nivel.

Las industrias del petróleo y el gas en su totalidad son responsables de aproximadamente la mitad de las emisiones globales de CO2: si los combustibles fósiles se siguen extrayendo durante los próximos 28 años como lo fueron entre 1988 y 2017, la temperatura media global aumentaría en 4°C para finales de siglo. No es necesario comentar aquí las catastróficas consecuencias. Hay que tener en cuenta, ya que esto se hace raramente, que 4°C sería el aumento medio, lo que obviamente no puede tener en cuenta las variaciones y los picos, que pueden ser mucho más altos. Además, los fenómenos atmosféricos extremos no aumentan linealmente con el aumento de la temperatura porque la atmósfera es un sistema extremadamente complejo – el más complejo que (NO) conocemos – en el que todos los procesos y factores están interconectados, actúan fuertes sinergias, y el feedback (retroalimentación) obliga o amortigua, e incluso si las emisiones antropogénicas cesan los mecanismos desencadenados seguirán actuando de forma incontrolada (para una introducción puede ver «El Colapso Ambiental», Odisea, http://libertariam.blogspot.com/2018/11/il-collassoambientale-di-angelo-baracca.html, o «La alerta de calentamiento global puede ser más grave de lo que se evalúa», Pressenza, https://www.pressenza.com/it/2018/10/lallarme-sul-riscaldamento-globale-potrebbe-essere-piu-grave-di-quanto-viene-valutato/#sdfootnote1anc).

Un artículo muy reciente de Paolo Cacciari alerta muy adecuadamente, para permanecer con los pies en la tierra («Guerra Planetaria alla Natura», https://comune-info.net/guerra-planetaria-alla-natura/):

«Descarbonizar» la Tierra (para reemplazar los combustibles fósiles con energías menos impactantes para la atmósfera) llevaría muchos billones. Uno, tal vez dos o tres puntos del PIB. Sólo para la conversión del aparato energético, escribe la Agencia de Energía, se necesitarían 68.000 mil millones de dólares. Sólo en Europa, para alcanzar la «neutralidad climática» (cero emisiones netas para 2050) se necesitarían 300.000 millones al año de dinero público. ¿Y dónde lo encontraría el voluntario Von der Leyen? Sólo en Italia se necesitarían 190.000 millones de euros para respetar los objetivos nacionales adoptados con la firma del Acuerdo de París hace cinco años. ¿Y en qué cilindro debería encontrarlo el Conde Dos? ¿Cómo pedir, entonces, a China, India y los demás «países en desarrollo» que renuncien a extraer y utilizar sus recursos fósiles? Y «cuidado, advierten los sabios expertos en economía, primeros asesores de los políticos: imponer a las empresas productivas recortes en las emisiones de gases que alteran el clima implicaría una pérdida de competitividad«. Sobre todo, si esto se hace a través de la introducción de impuestos sobre las emisiones (carbon tax)».

En este punto me parece interesante examinar mejor quiénes son los que deben invertir esta tendencia. Y lo que están haciendo.

Recientemente se publicó un interesante informe «TOP 200 – El crecimiento del poder de las corporaciones multinacionales» (http://www.cnms.it/attachments/article/192/top200%202019.pdf). La Tabla 5 muestra el TOP 200 mundial en orden de facturación: bueno, el primer lugar de Walmart es seguido por el segundo a la octava empresa en el sector de petróleo y energía (¡y la posición 9 y 10 pertenece a la industria automotriz!). ¡En resumen, las principales empresas de combustibles fósiles son juntas la potencia económica más fuerte del mundo! No será absolutamente fácil e indoloro tener su poder bajo control.

Además, sólo 90 empresas son responsables de más del 60% de la producción de gases de efecto invernadero (D. Drollette, Just 90 companies are accountable for more than 60 percent of greenhouse gas, Bulletin of the Atomic Scientists, 27 de octubre de 2016, https://thebulletin.org/2016/10/just-90-companies-are-accountable-for-more-than-60-percent-of-greenhouse-gases/: datos de una investigación de hace 6 años). Cabe destacar que entre los mayores emisores no sólo se encuentra la industria de los combustibles fósiles, sino también la industria del cemento: en el proceso industrial se calienta el carbonato de calcio, que produce CO2 como residuo industrial, sin mencionar la energía necesaria para calentar los hornos, alrededor de una tonelada de CO2 por cada tonelada de cemento. Las empresas cementeras, millones de toneladas al año, son responsables del 3 – 4 % de las emisiones industriales globales.

Un artículo reciente del prestigioso Bulletin of the Atomic Scientists va un paso más allá, analizando críticamente las políticas de las empresas de combustibles fósiles que, tras el Acuerdo de París de 2015, afirman que están ayudando a combatir el cambio climático (K. Mulvey et al., Fossil fuel companies claim they’re helping fight climate change. La realidad es diferente, 17 de diciembre de 2019, https://thebulletin.org/2019/12/fossil-fuel-companies-claim-theyre-helping-fight-climate-change-the-reality-is-different/?utm_source=Newsletter&utm_medium=Email&utm_campaign=Newsletter12192019&utm_content=ClimateChange_GreenwashingFossilFuels_12172019).

Las proclamaciones de las grandes compañías petroleras son muchas:

¿Humo (o CO2) en los ojos?

«Detrás de las proclamaciones de las empresas de combustibles fósiles para el clima, están apostando que las temperaturas globales se elevarán muy por encima de los objetivos del Acuerdo de París. Por ejemplo, en Outllook for Energy 2019 de ExxsonMobile, la empresa no prevé ninguna reducción de las emisiones de CO2 en el sector de la energía hasta 2040, ni ninguna fecha en la que las emisiones lleguen a cero. Y ExxsonMobile no está sola: sólo el 13% de las empresas energéticas que siguen el proceso de información recomendado por Task Force on Climate-related Financial Disclosures (el Grupo de Trabajo sobre Divulgación Financiera relacionada con el Clima) están incluso probando la resistencia de sus estrategias de negocio en un escenario en el que el calentamiento global se mantiene por debajo de 2 oC»1. Según una encuesta de la Transition Pathway Initiative de este año «sólo 13 empresas de 132 (10%) han asumido compromisos de cero emisiones con respecto a sus emisiones… Parece que en el sector de la energía la mentalidad de cero emisiones está en una fase temprana (early stage)»2 Sin embargo – y por causa – la gran mayoría de las empresas que se adhieren a los objetivos del Acuerdo de París de cero emisiones declaran, en sus acuerdos comerciales que hacen sobre la cuestión climática, su adhesión y participación: business is business! As always (¡el negocio es el negocio! Como siempre.)

Después del Acuerdo de París, los grandes accionistas petroleros propusieron 160 resoluciones a 24 empresas de combustibles fósiles de los Estados Unidos entre 2012 y 2018: aunque estas resoluciones han tenido varios éxitos -desde la contratación de miembros de la junta climática hasta algunas reducciones de emisiones- «ninguna de estas empresas de combustibles fósiles ha adoptado planes, ni objetivos, para limitar su contribución a las emisiones de gases de efecto invernadero en su ciclo completo. Más bien, la gran mayoría de estas empresas continúan con las inversiones habituales para seguir expandiendo la producción. No se han producido avances materiales en la reducción de las emisiones más importantes, en la producción… [que] en tamaño y escala es el indicador relevante para establecer el progreso de la compañía en los objetivos de cambio climático».

Por otro lado, es necesario señalar las quejas que se han hecho y documentado sobre los intereses económicos que están detrás de la supuesta espontaneidad del estallido del movimiento climático en el último año, «que está impulsando la actual ola de propaganda y activismo climático»3 , en la que varias corrientes «progresistas» parecen tener las manos llenas. Por otro lado, cada vez es más evidente la polarización de las emisiones desde el espacio hacia los grandes intereses que no coinciden estrictamente con los del Big Oil: un ejemplo contundente, la industria nuclear ve una gran oportunidad para reproponer esta tecnología como carbon-free4. Pero el artículo de Global Research reporta una serie de datos sobre la promoción de los activistas climáticos actuales: un artículo difícil de resumir, pero aun así difícil de leer.

Amarga conclusión: ¡las emisiones globales de gases de efecto invernadero siguen creciendo! Así como las inversiones en exploración y producción de las grandes industrias petroleras.

¡Después de todo, ellos tienen el poder económico mundial! La economía manda las elecciones hasta que podamos derrocar este sistema neoliberal.

  1. Task Force on Climate-related Financial Disclosures Status Report 2019, https://www.fsb-tcfd.org/wp-content/uploads/2019/06/2019-TCFD-Status-Report-FINAL-053119.pdf.
  2. A survey of the net zero positions of the world’s largest energy companies, https://www.oxfordmartin.ox.ac.uk/downloads/reports/A-survey-of-the-net-zero-positions-of-the-worlds-largest-energy-companies.pdf.
  3. F. W. Engdahl, Climate and the Money Trail, The hidden truth behind the Climate Debate at COP25, Madrid, Global Research, https://www-globalresearch-ca.cdn.ampproject.org/v/s/www.globalresearch.ca/climate-money-trail/5690209/amp?usqp=mq331AQCKAE%3D&amp_js_v=0.1#aoh=15768467889019&referrer=https%3A%2F%2Fwww.google.com&amp_tf=Da%20%251%24s&ampshare=https%3A%2F%2Fwww.globalresearch.ca%2Fclimate-money-trail%2F5690209.
  4. Me refiero al muy claro artículo de Giorgio Ferrari, «El lobby nuclear en el juego de la Transición de la Energía Atómica». El objetivo de cero emisiones en 2050 debería traducirse en la práctica en la realización a escala mundial del «modelo totalmente eléctrico», 7 de diciembre de 2019, The Manifesto, https://ilmanifesto.it/cop25-la-lobby-del-nucleare-nel-gioco-della-transizione-energetica/.

Traducción del italiano por Estefany Zaldumbide

Angelo Baracca
Profesor de Fisica de la universidad de Florencia. Escritor y cientifico especializado en la cuestiòn nuclear y activista pacifista y ecologista. Escribe por Pressenza sobre las cuestiones nucleares.

Tomado de Pressenza

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], estamos muy agradecidos de tu aporte . ¡Participa!

globatium, periódico colaborativo de España e Iberoamérica

Te puede interesar

Amazonaas-0509-Dayse-Gomis

¡La Amazonia pide ayuda!

Daniel Bruno Vasconcelos y Jennifer Terriaga
Ecología y medio ambiente 06 de septiembre de 2020

Todo un ecosistema está siendo destruido al servicio del agronegocio. Los mismos grupos corporativos que exportan carne y soja producidas en territorio brasilero, son responsables de la destrucción del Amazonas.

Lo más visto

 Ayudar a GLOBATIUM 

Apoya nuestro proyecto editorial GLOBATIUM para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación

Boletín Globatium

booked.net