Prensa digital, noticias de españa y noticias del mundo Prensa digital, noticias de españa y noticias del mundo

Expertos recomiendan dieta mediterránea y ejercicio físico

Para prevenir el cáncer colorrectal, el más diagnosticado en España. La SEOM estima que en 2022 se diagnosticarán más de 43.000 nuevos casos

Sociedad - Salud 31/03/2022 Servicio informativo Servicio informativo

Únete a la COMUNIDAD de usuarios del grupo GLOBATIUM para redactores, fotógrafos, periodismo ciudadano, etc...

Intercambiar, aprender y abrir nuestras posibilidades de expresión y participación.

experto
Expertos recomiendan dieta mediterránea y ejercicio físico

¿Quieres publicar artículos?, envía el material junto con tus datos a [email protected]  ¡Participa! 

El cáncer colorrectal fue el más diagnosticado en 2021, con 40.926 casos, siendo el segundo en varones después del de próstata y el segundo en mujeres después del de mama.

Para prevenirlo, los expertos destacan la importancia de moderar el consumo de carnes rojas y procesadas (como los embutidos), evitar el sedentarismo y la obesidad y reducir el consumo de alcohol y tabaco, como claves que pueden evitar o retrasar su aparición.

Así lo expusieron en declaraciones a Servimedia la portavoz de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), la doctora Encarnación González Flores; el coordinador del Grupo de trabajo de tumores digestivos de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), el doctor Ovidio Hernando, quien también es oncólogo radioterápico del Hospital Universitario HM Sanchinarro y del Hospital Universitario HM Puerta del Sur; el presidente de Europa Colon España, el doctor Luis Miguel de la Fuente; y el jefe del servicio de Cirugía General del Hospital Universitario de A Coruña, José Noguera, con motivo del Día Mundial del Cáncer Colorrectal, que se conmemora este jueves, 31 de marzo.

Los tres coincidieron en la importancia de mantener una dieta equilibrada y sana, como la mediterránea, y la realización de ejercicio físico de forma regular, como una forma de “mantenerse sano” frente al cáncer de colon.

Según explicaron desde la SEOM, el cáncer colorrectal (comúnmente llamado cáncer de colon) se origina en el colon o en el recto, parte final del sistema digestivo, encargados de compactar las heces y de almacenarlas, respectivamente; y, como ambos cánceres tienen características comunes, suelen agruparse. Surge por un pólipo, esto es, el crecimiento de las células que revisten el interior del colon o del recto, que pueden acabar convirtiéndose en cáncer con el paso del tiempo, aunque no ocurre en todos los casos.

Pese a que los hay de varios tipos, los casos más cancerígenos suelen ser los adenomatosos, también conocidos como adenocarcinomas, que se originan en las glándulas y representan más del 90% de casos de cáncer diagnosticados. De no tratarse a tiempo, apuntaron, podría extenderse a otros órganos corporales.

En cuanto a su sintomatología, Hernando apuntó a que la más clara suele ser la presencia de sangre en las heces, así como la alteración de los ritmos intestinales, como una “causa de preocupación”, que pueden ir acompañadas de dolor pélvico o abdominal. “Alguien que iba al baño como un reloj, de repente, empieza a no ser tan regular”, resumió. Por su parte, en casos de metástasis, los pacientes podrían presentar Ictericia (coloración amarillenta de la piel), ascitis (líquido libre en el abdomen), disnea (dificultad para respirar) o dolor óseo.

Su edad media de presentación son los 70 años, y la mayoría de los pacientes diagnosticados tienen más de 50. Pese a ello, desde la Sociedad Española de Oncología Médica recordaron que puede aparecer en personas más jóvenes, indiferentemente de su sexo, ya que puede surgir en ambos por igual. Tanto es así, que, según apuntó Hernando, “su incidencia está creciendo levemente pese a que lo diagnosticamos antes y lo tratamos antes y mejor”.

Asimismo, y de acuerdo con los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que corresponden a 2017, fue el segundo tumor responsable del mayor número de muertes en ambos sexos. Así, entre los varones, los responsables del mayor número de fallecimientos fueron el cáncer de pulmón y el cáncer colorrectal, mientras que en mujeres, ocupa el tercer lugar después del cáncer de mama y pulmón.

“En cualquier caso, la mortalidad de cáncer de colon parece que cambia de forma más rápida que en otros tumores debido a los cambios en el estilo de vida y en la dieta”, indicaron desde la SEOM, pese a que antes, según señaló Hernando, “también se achacaba a la edad”.

DIAGNÓSTICO PRECOZ

Para su reducción, los expertos apuntaron a una mejoría en los métodos de cribado, fundamentales en su diagnóstico precoz. Suele diagnosticarse o bien a través de una colonoscopia de cribado, que permite vislumbrar multitud de patologías, o bien mediante un análisis de la sangre oculta en las heces; aunque también existen casos de detección casual.

“Estas técnicas detectan multitud de tumores en estadios tempranos que se cuidan muy bien con cirugía o quimioterapia, o radioterapia en el caso del recto”, apuntó Hernando, quien recomendó prestar especial atención a su presencia en personas con antecedentes familiares y a aquellas con enfermedades genéticas, toda vez que explicó que la población general también debe hacerlo a partir de los 50 años. “Con esto conseguimos diagnósticos precoces que pueden evitar casos más avanzados e incurables”, señaló.

En la misma línea se manifestó el doctor Luis Miguel de la Fuente, quien instó a las comunidades autónomas a que igualen entre ellas el acceso a programas de cribado masivo que tiene la población diana (entre 50 y 69 años) en ellos; y, en este sentido, puso en valor casos como la Comunidad Valenciana, el País Vasco o Navarra, donde se cubre al 100% de la población, mientras que en la Comunidad de Madrid se cubre a menos del 50%. “Tienen que publicitar y alentar que la población participe en ellos. Más aún teniendo en cuenta que, detectado en estadios iniciales, tiene una tasa de supervivencia del 90%”, resaltó.

En la misma línea se manifestó Noguera, quien recalcó la importancia de los programas de cribado e incidió en la relevancia que tiene la adherencia de la población a ellos “porque si haces un programa pero la gente no se adhiere hay poca relevancia clínica en la detección precoz”.

TRATAMIENTO

En cuanto a su tratamiento, la SEOM explicó que se diferencia el del cáncer de colon y el de recto. Así, señaló que el cáncer de colon se cura mediante una cirugía (curativa o paliativa), que incluye actuaciones dirigidas a la extirpación de los tejidos enfermos, la solución de problemas de obstrucción, el recambio de estructuras dañadas, lavados, drenajes de abcesos o colocación de prótesis, tras la que se utiliza la quimioterapia para asegurar que funciona.

En el caso del cáncer de recto, al estar dentro de la pelvis y ser su techo quirúrgico más difícil de acceder, Hernando explicó que “en la mayoría de los casos localmente avanzados se hace radioterapia y quimioterapia, con lo que preparamos al paciente para una futura cirugía curativa exitosa o incluso un tratamiento total con radio y quimio que hace desaparecer el tumor”.

En el caso de la radioterapia, además, resulta fundamental en la curación de tumores de recto que no han desarrollado metástasis, pero son grandes o han infiltrado los ganglios cercanos.

Con ello, continuó, se evitan las “bolsas de colostomía”, bolsas de piel que se colocan por dentro de la tripa del paciente y que este debe cuidar y cambiar, a las que van a parar sus secreciones, tras una amputación de colon, recto o ano, que se da en algunos casos.

Dicha solución, en palabras del doctor, “resta calidad de vida y preocupa a los pacientes”, motivos, éstos, por los que “se busca tratar de evitarla”. Por su parte, en personas que han desarrollado metástasis de cáncer colorrectal, “la radioterapia puede ser una alternativa muy eficaz para el tratamiento de metástasis hepáticas, pulmonares o ganglionares, algo que, en casos con un número limitado de metástasis, ha demostrado aumentar su supervivencia”, explicó el doctor Hernando.

“Además, la radioterapia también puede ser útil en algunos pacientes, mejorando su calidad de vida al utilizarse para controlar síntomas como el dolor o el sangrado”, agregó.

En este sentido, de la Fuente apuntó a nuevas tendencias, como la “medicina de precisión, donde no influye tanto donde se desarrolle el tumor sino sus características genéticas. Según la mutación en el primero de los genes, se estudian una cantidad de genes que permitirá administrar tratamientos beneficiosos para el paciente”, explicó. Puso en valor la importancia de esos test como una forma de “entender las necesidades de los pacientes y evitar intoxicaciones”. Asimismo, apuntó a la inmunoterapia y al estudio de moléculas como nuevas tendencias; mientras que Noguera resaltó la realidad virtual y como nuevas líneas de investigación.

(SERVIMEDIA)

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín Globatium

Sigue nuestras noticias desde tu correo todos los lunes y jueves