Prensa digital, noticias de españa y noticias del mundo Prensa digital, noticias de españa y noticias del mundo

Fernández y su ministro de Agricultura explicaron cómo será "la guerra" contra la inflación en Argentina

Actualidad - Argentina 19/03/2022 Juan Pablo Peralta Juan Pablo Peralta

Únete a la COMUNIDAD de usuarios del grupo GLOBATIUM para redactores, fotógrafos, periodismo ciudadano, etc...

Intercambiar, aprender y abrir nuestras posibilidades de expresión y participación.

¿Quieres publicar artículos?, envía el material junto con tus datos a [email protected]  ¡Participa! 

AF DOMÍNGUEZ

Después de haber generado mucha expectativa desde que advirtiera sobre el comienzo de "la guerra contra la inflación en Argentina", el presidente Alberto Fernández, a través de un mensaje grabado en la Residencia de Olivos, calificó de histórico que el viernes pasado el Parlamento haya aprobado por ley la refinanciación de deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI). El mandatario destacó el hecho de que la iniciativa se haya sancionado por "el consenso de legisladores de distintas fuerzas políticas", sin referirse al respaldo negado por el sector del Frente de Todos que encabeza su vicepresidente, Cristina Kirchner.

"Es un momento especial porque llegamos a esta ley con el consenso de los legisladores. El acuerdo obtuvo una abrumadora mayoría en las dos cámaras del Congreso. Pero llegamos hasta aquí con el consenso y apoyo de gobernadores y gobernadoras, empresarios, sindicatos organizaciones y dirigentes de muchos sectores sociales que comprendieron la gravedad del momento", expresó el jefe de Estado.

A su vez, manifestó que "llevamos diez años consecutivos con una inflación de dos dígitos. Cuando asumí mis funciones en diciembre de 2019, Argentina registraba una inflación que orillaba el 54% anual", manifestó y agregó que "resolver el problema de la inflación en Argentina nos exige revisar nuestra experiencia, comprender la complejidad que tiene y darnos un camino de salida en el que todos nos comprometamos".

Para Fernández el acuerdo con el FMI "permite comenzar a ordenar las variables macroeconómicas centrales en la lucha contra la inflación. Un fenómeno multicausal", y subrayó que "para atacarla debemos acumular reservas, mejorar el crédito público, desacoplar los precios internos de los internacionales, trabajar sobre las políticas de ingresos y precios al mismo tiempo y tomar una batería de medidas en las que múltiples actores son imprescindibles".

"He decidido que el gabinete económico se concentre desde este momento en implementar todas las medidas necesarias para enfrentar a la inflación, en particular la que vemos en los alimentos. He dado indicaciones a mis ministros y ministras para que construyan acuerdos con los diferentes sectores pero que no duden en aplicar todas las herramientas del estado para fijar y hacer cumplir las medidas necesarias. Ellos y ellas serán los encargados de mantenerlos informados diariamente sobre las medidas que se irán implementado desde este mismo momento", apuntó el titular del Ejecutivo nacional, y reflexionó que "estamos en una situación extraordinaria que requiere soluciones extraordinarias".

Antes del mensaje que no dejó demasiados detalles, Fernández había estado reunido en la quinta presidencial con su ministro de Economía, Martín Guzmán; el de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez; y el titular del Banco Central, Miguel Pesce, entre otros funcionarios del Gabinete.

Este sábado el ministro Domínguez dio una rueda de prensa para empezar a dar detalles y allí informó que habrá un aumento de 2 puntos porcentuales en las retenciones a la exportación de harina y aceite de soja, y del 1% al biodiésel hasta el 31 de diciembre del corriente año. Algo que según explicó, tiene como objetivo “cuidar a los consumidores y que no se perjudique a los productores argentinos”, a lo que definió como “la gallina de los huevos de oro”. A la vez, aseguró que las medidas “son temporales” y comunicó que “el presidente ha decidido la creación del Fondo Estabilizador Temporal del Trigo Argentino, cuya instrumentación y administración quedará a cargo de la secretaría de Comercio Interior, que constituirá un fondo fiduciario al respecto”.

Cuando respondió los requerimiento periodísticos, el funcionario evitó responder en qué medida ese fondo podría influir sobre el precio del pan, que tanto preocupa en medio de una inflación que en los últimos 12 meses alcanzó el 52,3 por ciento. Domínguez aclaró que la responsabilidad de su cartera es el precio del trigo y dejó el tema del precio del pan a la Secretaría de Comercio Interior, a cargo de Roberto Feletti. Vale recordar que ese fondo recibirá el dinero adicional que se recaudará con el aumento de las retenciones, que se calcula en unos USD 420 millones que serán dirigidos a subsidiar el precio de la harina con destino a las panaderías. Ese fondo, refrendó Domínguez, tendrá como objetivo estabilizar el precio interno del grano mientras prevalezca la causa que impulsó su suba internacional.

 
Con respecto al aumento de las retenciones a los subproductos de la soja, el titular de la cartera agropecuaria precisó que la medida “alcanza a 11 empresas exportadoras del subproducto de la soja, de las cuales 8 representan el 95% del total de las exportaciones”. Se trata de empresas que en la zona de guerra han debido dejar de operar, pero que pueden seguir haciéndolo en la Argentina, que es “una zona de paz”. Mediante un comunicado, los integrantes de la Cámara de la industria Aceitera aseveraron que el aumento de retenciones “es ilegal”, y las firmas no descartaron llevar el reclamo a la Justicia en las próximos días.

“La decisión no afecta ni al productor de trigo, de maíz, de girasol, ni de soja”, aseguró Domínguez y subrayó que el fondo se va a constituir únicamente con el aumento de las retenciones a los subproductos de la oleaginosa. “La economía de los más de 100.000 agricultores que los producen, no se verá afectada. Las alícuotas por retenciones de exportación de todos los granos se mantienen en los valores actuales”, garantizó el ex titular de la Cámara baja en épocas de Cristina Fernández de Kirchner.

“Hemos decidido, con el propósito de captar los precios internacionales de esta coyuntura histórica, abrir los registros de exportación de cosecha 2022/23 por un total de 8 millones de toneladas de trigo que se suman a 2 millones de toneladas ya autorizadas”, indicó para mencionar que con esa decisión “pretendemos dar previsibilidad a los productores para la próxima siembra de trigo y lograr un nuevo récord de producción. Aspiramos a que la cosecha 2022/23 sea un nuevo récord de producción en la Argentina”.

El dirigente peronista declaró que el gobierno viene descartando el aumento de las retenciones sobre la materia prima “desde el primer día que asumí como ministro” y garantizó que no se tocarán las retenciones al maíz, trigo, soja y aceite de girasol. “Cada vez que se afectaron las retenciones la Argentina cayó en su intención de siembre. Queremos que el productor siembre”, consideró.

El origen de las medidas oficiales, sostuvo Julián Domínguez, está relacionado al impacto que está generando la avanzada militar de Rusia sobre Ucrania en los mercados de granos, especialmente por el aumento del precio del trigo, ya que ambos países representan en la actualidad el 28% del comercio mundial. Dicho conflicto bélico también provocó impacto en nuestro país, donde entre el 1º de febrero y la primera semana de marzo, el valor del cereal aumentó un 46%, pasando de $25.000 a $35.000 la tonelada, observó.

En referencia a la provisión de fertilizantes y fitosanitarios, el jefe de la cartera agropecuaria remarcó que por razones previas al conflicto bélico por la invasión de Rusia a Ucrania tuvieron aumentos del orden del 35%, y mencionó gestiones ante el Banco Central y el ministerio de Desarrollo Productivo para agilizar la disponibilidad de divisas y los mecanismos de importación de estos insumos clave para la producción. “El productor argentino no captó el precio bélico y por otro lado tiene que asumir la nueva cosecha con precios de fertilizantes y fitosanitarios aumentados. Por eso la decisión de adelantar la apertura del registro de exportación”, cerró.

Juan Pablo Peralta, periodista acreditado permanente en Casa Rosada y el Parlamento nacional argentino.

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín Globatium

Sigue nuestras noticias desde tu correo todos los lunes y jueves