<

Prensa digital, noticias de españa y noticias del mundo Prensa digital, noticias de españa y noticias del mundo

JUICIOS

INFIERNO DE EMOCIONES A QUE NOS SOMETEN LOS GOBIERNOS GLOBALIZADOS

Actualidad 03/03/2022 Dolores Dolores
la-guerra-y-la-paz-2-caricatura22

¿Quieres publicar artículos?, envía el material junto con tus datos a [email protected]  ¡Participa! 

JUICIOS

Es la palabra de actualidad. Es inevitable abstraerse de los acontecimientos que vive el planeta hoy  con una enérgica muestra bélica.  Sin embargo, utilizaré mi energía en mirar el conflicto y tratarlo desde otro prisma. Sin por ello, dar el valor  y respeto que me merecen sus víctimas inocentes.

Juicio. En su etimología viene del latín iudicium (veredicto), derivada de ius (derecho,ley). De juicio derivamos las palabras prejuicio (juzgar antes). Enjuiciar (acción de someter a juicio). Perjuicio: Efecto. (Per-prefijo) indica a través, completamente. (cio) causar daño. Prejuicio: Juzgar antes (pre) de lo oportuno.

Todas las anteriores palabras o conceptos masivamente utilizados por las masas para evaluar acontecimientos de forma pasiva, al comienzo.

Sin embargo, me detuve en extraer algunas observaciones que me ayudarían a provocar un movimiento. 

Entonces aparece Engels en su “Dialéctica de la Naturaleza” (esta es la maravilla de las letras, son tan aplicables y atemporales).

Engels ofrece una notable clasificación dialéctica de los juicios singulares “el frotamiento es una fuente de calor”.  Luego vienen los juicios particulares “Todo movimiento mecánico puede transformarse en calor por medio del frotamiento”. Que muestran que una forma particular del movimiento, la forma mecánica, puede, en ciertas circunstancias, transformarse en otra forma de movimiento, el calor.  El tercer juicio, llamado universal, es de un orden superior. “Toda forma del movimiento puede y debe necesariamente, en condiciones determinadas para cada caso, convertirse directa o indirectamente en toda otra forma del movimiento”.

 

Para detener "el infierno de emociones a que nos someten los gobiernos globalizados", es necesario fijarse en el conflicto como tal, aun cuando existan libros, archivos y análisis de la raíz del conflicto, no es suficiente.  Regla general es el estar en el lugar y saber de primera fuente lo que allí acontece. Este es el caso de los muchísimos medios de comunicaciones que (y capturo la palabra)   -a mi juicio- han limitado la verdadera interacción entre el conflicto y la comunidad global.

Se han transformado en verdaderos canales de realities shows, en todas las lenguas sembrando el terror, y toda energía negativa transformándonos en verdaderas masas críticas. 

Hacen transitar a la humanidad desde sus  medios de difusión, por un “infierno de emociones”, comandados por los gobiernos globalizados que aún insisten en continuar un sistema que ya terminó.

Entonces, aquí viene aplicar  el  “buen juicio” que cada uno de los  individuos que vamos camino a la evolución.  Aprender a leer y  percibir entre líneas.  ¡Ahora! Necesitamos tener mucho coraje, fuerza y fortaleza.

Y como ya se dijo no prejuzgar y como luego dirá la parábola, ver más allá.

 

 

JUICIOS

En una aldea había un anciano muy pobre, pero hasta los  reyes lo envidiaban porque poseía un hermoso caballo blanco.  

Los reyes le ofrecieron cantidades fabulosas por el caballo pero el hombre decía: “Para mí, él no es un caballo, es una persona. ¿Y cómo se puede vender a una persona, a un amigo?”.Era un hombre pobre pero nunca vendió su caballo.

Una mañana descubrió que el caballo ya no estaba en el establo.  Todo el pueblo se reunió diciendo: “Viejo estúpido.  Sabíamos que algún día le robarían su caballo.  Hubiera sido mejor que los vendieras. ¡Qué desgracia!”.

“No vayáis tan lejos” dijo el viejo- “Simplemente decid que el caballo no estaba en el establo.  Este es el hecho, todo lo demás es vuestro juicio.  Si es una desgracia o una suerte, yo no lo sé, porque esto apenas es un fragmento.  ¿Quién sabe lo que va a sucedes mañana?”. La gente se rió del viejo.  Ellos siempre habían sabido que estaba un poco loco.  Pero después de 15 días, una noche el caballo regresó.  No había sido robado, se había escapado.  Y no solo eso sino que trajo consigo una docena de caballos salvajes.

 

 

Te puede interesar

Únete a la COMUNIDAD de usuarios del grupo GLOBATIUM para redactores, fotógrafos, periodismo ciudadano, etc...

Intercambiar, aprender y abrir nuestras posibilidades de expresión y participación.

Lo más visto

Boletín Globatium

Sigue nuestras noticias desde tu correo todos los lunes y jueves