Prensa digital, noticias de españa y noticias del mundo Prensa digital, noticias de españa y noticias del mundo

Casado acepta convocar la Junta Directiva del PP para convocar un Congreso

El Comité de Dirección ha presionado durante siete horas a Casado y Egea para que cedieran a la presión de los barones

Política - Partidos políticos 22/02/2022 Servicio informativo Servicio informativo

Únete a la COMUNIDAD de usuarios del grupo GLOBATIUM para redactores, fotógrafos, periodismo ciudadano, etc...

Intercambiar, aprender y abrir nuestras posibilidades de expresión y participación.

egea casado
Casado acepta convocar la Junta Directiva del PP para convocar un Congreso

¿Quieres publicar artículos?, envía el material junto con tus datos a [email protected]  ¡Participa! 

Dirigentes críticos sospechan que el líder del PP intente evitar un cónclave extraordinario para agotar su mandato

El presidente nacional del Partido Popular, Pablo Casado, ha decidido reunir el próximo lunes a la Junta Directiva Nacional para convocar un congreso de esta formación, que era la exigencia del poder territorial como solución a la gestión de la “guerra civil” desatada con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Casado citó esta mañana al Comité de Dirección del PP a las 11.00 horas pero se alargó durante más de siete horas. A las 15.17 pararon para un receso y retomaron a 17.00 horas para acabar poco antes de las 20.00 horas.

Según informaron a Servimedia fuentes populares, fueron muchas horas “de presión” interna en este órgano en el que están el secretario general, los portavoces y los vicesecretarios.

Tras una jornada entera en la que también fueron llamados a la sede de la formación diputados nacionales para medir fuerzas, el PP informó de que “el presidente va a convocar para el próximo lunes la Junta Directiva Nacional, máximo órgano entre congresos del partido”, pues así había sido “decidido” por “unanimidad” en el Comité de Dirección.

“El compromiso” adquirido, según precisaron a Servimedia asistentes a la reunión del Comité de Dirección, es que mañana mismo se convoque la Junta Directiva Nacional con un orden del día en el que se especifique la convocatoria de un Congreso Nacional. Lo acordado es que sea “lo más pronto posible”, lo que implicaría que se celebre en “marzo o abril”.

La clave ahora es saber si será un Congreso extraordinario, como exigía la mayoría de los barones organizados bajo la batuta de Alberto Núñez Feijóo, o si será un cónclave ordinario, lo que dirigentes críticos piensan que sería “una patada hacia delante” de Casado para tratar de ganar tiempo en la Presidencia del PP.

ORDINARIO O EXTRAORDINARIO

Según las fuentes populares consultadas por Servimedia, Casado se comprometió ante sus compañeros de la cúpula a "pactar con los barones” si se convoca un Congreso ordinario o uno extraordinario.

Los barones quieren lo segundo para acortar los tiempos y evitar que el PP "se siga desangrando" por esta crisis. De hecho, los Estatutos del PP permiten organizar un congreso extraordinario en el plazo de 45 días e incluso en 30 si se hacen constar "las causas que fundamentan la urgencia".

Para un Congreso Nacional ordinario, según los Estatutos del PP, “el plazo mínimo que habrá de mediar entre la fecha de convocatoria y la de celebración será de dos meses”.

No obstante, la convocatoria de un Congreso extraordinario también está condicionada en las normas internas del PP a que se fije expresamente en el orden del día de la Junta Directiva correspondiente y a que se apruebe “por la mayoría de dos tercios de los componentes”.

Además, en los Congresos extraordinarios no es obligatorio el debate de ponencias. El plazo mínimo que habrá de mediar entre la fecha de la convocatoria y la de celebración será de mes y medio si se trata del Congreso Nacional, aunque “en casos de excepcional urgencia” podrá ser convocado con tan solo 30 días de antelación.

Para ello hay que hacer constar en la convocatoria el motivo de convocar y las causas que fundamentan la urgencia, lo que la mayoría de los barones y cada vez más voces en el PP en este caso ven claro al estar “desangrándose por momentos” el partido por la “guerra fratricida” entre Casado y Ayuso.

Precisamente, el Comité de Dirección del PP ha tardado toda la jornada en consensuar la convocatoria de la Junta Directiva, el único órgano capacitado para convocar un cónclave nacional en el que cambiar o ratificar el liderazgo de la formación. Tal ha sido el debate que el Comité de Dirección ha tenido que presionar durante siete horas para llegar a este punto.

Una importante ausencia en la reunión de hoy ha sido la del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, también portavoz nacional del partido. Desde su equipo alegaron que tenía un encuentro con el embajador de Chile y que mañana tiene un Pleno muy importante en el Ayuntamiento de Madrid y estaría preparándolo.

PRESIÓN INTERNA

En las filas populares la reunión de hoy ha generado gran expectación y también inquietud al considerar que el presidente nacional estaría “atrincherándose” sin atender las distintas peticiones que se le han hecho llegar estos días para tratar de avanzar en la resolución de la crisis que se desató el jueves entre Casado y Ayuso.

Hoy, barones han ido haciendo declaraciones sin dejar constancia de un apoyo explícito a Casado, que estaba en la sede nacional discutiendo con su núcleo duro sobre cómo encarar la situación.

Todo ello tras un fin de semana en el que la presión interna no ha parado de crecer para exigir que se ponga ya una solución a la crisis interna “sin precedentes”, para lo que cada vez más voces piden con vehemencia la convocatoria anticipada de un congreso nacional del PP para corregir el rumbo del partido y “salvarlo”.

Esta cita del Comité de Dirección también tuvo lugar después de que ayer se produjera una concentración a las puertas de Génova exigiendo la dimisión de la cúpula y apoyando a Ayuso, quien hoy reafirmó que su sitio es Madrid y se quejó de nuevo de que le han “robado” su presunción de inocencia.

Según el análisis que hizo en público este mediodía la presidenta de la Comunidad de Madrid, la actual situación del PP es “insostenible” y hace falta “un giro absoluto” por el bien de España. En esta tesitura, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, llamó hoy a Casado a tomar decisiones “inmediatas”. “Cuando no se zanja una crisis en el primer tiempo, la hemos de zanjar en el segundo y definitivo”, avisó.

El presidente gallego es visto como voz de autoridad por los dirigentes territoriales para urgir a una solución inmediata como un congreso extraordinario, ya que el cese del secretario general, Teodoro García Egea, que se reclamaba hace unas horas ya no es visto como suficiente por los que lo demandaban.

En este contexto, fuentes populares consultadas por Servimedia advierten de que Casado “puede intentar resistir, pero no lo logrará”, aunque otras voces de fieles a la cúpula creen que “los barones intentan quitan a un presidente sin que les den los números”. Sin embargo, cada vez más cargos y el poder territorial miran a Feijóo como la voz “más autorizada” y con más responsabilidad para “salvar” al PP de la hecatombe.

Así, cargos consultados por esta agencia avisan de que no hay otra solución en este momento que no pase por la convocatoria de un congreso extraordinario para cambiar el liderazgo porque “la gente está que trina” y “no queda otra”, sintetizan.

(SERVIMEDIA)

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín Globatium

Sigue nuestras noticias desde tu correo todos los lunes y jueves