Prensa digital, noticias de españa y noticias del mundo Prensa digital, noticias de españa y noticias del mundo

Un nuevo hombre, un nuevo mundo

“Cuando una cultura pierde progresivamente su espiritualidad –es decir, pierde el espíritu que fue su fundamento- va lentamente degradándose. Yo creo que ahora se está trabajando una espiritualidad del cambio” (Gastón Soublette)

Actualidad 14/02/2022 Dolores Dolores

Únete a la COMUNIDAD de usuarios del grupo GLOBATIUM para redactores, fotógrafos, periodismo ciudadano, etc...

Intercambiar, aprender y abrir nuestras posibilidades de expresión y participación.

_118224699_20210425_122809-1

¿Quieres publicar artículos?, envía el material junto con tus datos a [email protected]  ¡Participa! 

       En esta oportunidad he dejado mis reflexiones de lado, para dar paso  a mi nueva faceta como divulgadora. De este modo, compartir con ustedes algunas citas de una extraordinaria entrevista que hiciera (antes de su partida), Iván Andrés Santandreu al profesor Gastón Soublette Asmussen.  Filósofo Chileno, miembro de investigaciones musicales de la Universidad de Chile quien reivindicó la agudeza y patrimonio musical de Violeta Parra.  Escritor y  excepcional referente intelectual,  que con una lucidez insospechada analiza con gran sabiduría las crisis que vive hoy nuestra sociedad mundial.

            Coincido plenamente en las reflexiones del profesor Soublette  y no me permito comentarios a tan noble sabiduría, por tanto, me limitaré solo  a citar:

“Cuando una cultura pierde progresivamente su espiritualidad –es decir, pierde el espíritu que fue su fundamento- va lentamente degradándose. Yo creo que ahora se está trabajando una espiritualidad del cambio”

            

La cultura alternativa

      La “iniciativa planetaria para el mundo que elegimos” era parte de un movimiento que se venía formando desde 1950, de mediados de siglo pasado, que estaba conformado por gente que no sale a la calle a protestar, que se daba cuenta de lo mismo de los que protestan hoy, pero que tomaron una opción distinta.  Ellos dicen: “El cambio que yo desearía lo voy a hacer en mi propia vida y me voy a juntar con otras personas que quieran lo mismo.  Nos vamos a ayudar unos a otros para crear un mundo, aunque sea pequeño; un mundo distinto, que nosotros quisiéramos para la totalidad”. (G.S.)

       Este movimiento de cultura alternativa  está tomando una dimensión más grande que es digna de ser estudiada y repasada.

         La información que recibía la doctora Lola Hoffman (*), hace ya más de 25 años, decía que las personas que han dado el vuelco de conciencia y que han tomado esta decisión serían aproximadamente el 15% de la humanidad, ¡ya en ese tiempo! A ese número,  la doctora Hoffmann lo llamaba la “cifra crítica”.  Una vez lograda la cifra crítica, sobrevendrá un efecto multiplicador.  

         Eso está ocurriendo en todas partes del mundo.  Está sucediendo en Medio Oriente, Europa, Estados Unidos, Latinoamérica, etc., pero estos eventos no hacen noticia.

          Esta cultura alternativa está tomando un vuelo inusitado, que puede ser la forma actual de emerger del nuevo paradigma.  Comparable con la comunidad que fundó el apóstol Pablo en el Imperio Romano.  Este era uno de los más brutales que han existido en la historia de la humanidad, solo comparable con los nazis: soluciones de fuerza, culto al genio y al superdotado.  Los emperadores eran tiranos, la arbitrariedad era absoluta, se vivía en la inseguridad.  Además, les hacían la vida imposible a los pueblos. Las legiones romanas hacían lo que querían con la Galia, Gran Bretaña, Germania, etc.  

         En medio de esta sociedad, un hombre llamado Pablo, que parecía que luchaba solo contra todo el imperio, difundiendo el evangelio de Jesucristo, creó comunidades.  En esas comunidades, se creó el hombre nuevo.  Era la simiente del cambio de paradigma.  Y, al cabo de unos tres siglos, el emperador Constantino tuvo que darse cuenta de que estas comunidades llenaban el imperio de Irlanda, Escocia, Gran Bretaña, La Galia, España, Italia, Medio Oriente.  En todas partes, estas comunidades creían en la doctrina predicada por Pablo y Jesús.  Ellos eran la verdadera estructura espiritual del imperio.  Ya nadie creía en los dioses.  Es así como Constantino se vio en la obligación de preparar lo que hizo su sucesor: declarar al catolicismo como religión oficial del Imperio romano.

 

        ¿Qué significa esto, como fenómeno histórico?  Arnold Toynbee desarrolla, en su obra Estudio de la Historia, la ciclicidad de  las civilizaciones. ¿Podría repetirse el ciclo que augura un nuevo paradigma?

         Es lo que se sospecha. Este movimiento de cultura alternativa (silencioso) en el mundo es comparable, de alguna manera, a lo que pasó con las comunidades que fundó pablo.  

         Harold Richard que es una eminencia en economía y sociología, ha realizado recientes estudios sobre la importancia de estudiar las comunidades de Pablo, pero no desde el punto de vista religioso, sino como fenómeno histórico e, incluso económico.

      Él afirma que eran cooperativas que lo compartían todo.  Es decir, no había diferencias de estatus económico y vivían en el mismo amor, respeto y colaboración; con la misma esperanza, con un mismo espíritu.  Y eso era lo contrario del hombre que había creado el Imperio Romano, que era un hombre fuerte, prepotente, conquistador.

          El modelo emergente es el nuevo paradigma, es radicalmente distinto y es nuestra esperanza.

(…)

Este nuevo Pablo en la tierra, somos todos. Ya no necesitamos como humanidad representantes de Dios en la tierra.  Estas nuevas comunidades  han comprendido que el Cristo que se esperaba para la Nueva Era llegaría a cada corazón humano, donde por lo demás, siempre estuvo apagado como una pequeña llama.

      La Llama Triple, que representa la Voluntad y fuerza, luz (sabiduría), paz y amor. Que recuerda a la  humanidad las virtudes y dones  que nos permite crear comunidades equitativas, justas y amables para el nuevo ser más evolucionado.

 

 

Te puede interesar

homo-sapiens-Vasco

DESAFÍO

Dolores
Actualidad 22/02/2022

Es imprescindible un poco de lucha. Las tormentas con sus truenos, relámpagos y tristezas nos enriquecen tanto como la felicidad y la alegría.

Lo más visto

Boletín Globatium

Sigue nuestras noticias desde tu correo todos los lunes y jueves