Prensa digital, noticias de españa y noticias del mundo Prensa digital, noticias de españa y noticias del mundo

La canasta básica de alimentos subió 5,76 en provincia de Buenos Aires y para no caer en la pobreza en CABA se necesitan $80 mil

Actualidad - Argentina 09/02/2022 Juan Pablo Peralta Juan Pablo Peralta

Únete a la COMUNIDAD de usuarios del grupo GLOBATIUM para redactores, fotógrafos, periodismo ciudadano, etc...

Intercambiar, aprender y abrir nuestras posibilidades de expresión y participación.

¿Quieres publicar artículos?, envía el material junto con tus datos a [email protected]  ¡Participa! 

SUBA DE PRECIOS

Mientras se aguardan los datos oficiales del Índice de Precios al Consumidor del Instituto Nacional De Estadísticas y Censos del pasado mes enero, que ya el mismo secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, reconoció que “todavía va a ser alto”, desde el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi) elaboraron el relevamiento de ese período. Fue su director, Isaac Rudnik, quien detalló que los productos de la canasta básica en el conurbano da un incremento del 5,76%, y agregó que “si lo comparamos con el relanzamiento de Precios Cuidados que dispuso la secretaría de Comercio, donde se acordó con los empresarios que las subas no superen el 2 por ciento mensual, para así poder llegar al 6% en total a comienzos de abril, este primer mes se comió el incremento pronosticado para el trimestre. “Lo concreto es que los precios lejos estuvieron de dejar de subir en el último trimestre”, aseveró el consultor.

“El secretario de Comercio reconoció que fracasó el programa y entonces se volvió a la modalidad de acuerdo con cada empresa, pero ya en enero hay un resultado que no es el esperado”, manifestó Rudnik. Con respecto al rubro alimenticio, especificó que “según nuestro relevamiento, que hacemos en negocios de cercanía de los barrios populares, las frutas y verduras son las que más aumentaron, con casi un 25 por ciento sólo en enero. Pudieron haber influido algunas situaciones coyunturales imprevistas como sequías o lluvias”, pero esos números preocupan.

El titular de ISEPCI señaló que “en los productos de almacén, que son lo más alcanzados por el programa de Precios Cuidados, el aumento de enero fue del 3,39 por ciento, una suba muy fuerte para un solo mes”, reflexionó. También se refirió al programa de Cortes Cuidados de la carne, del cual remarcó que “llega sólo a las cadenas de supermercados, no a los comercios de barrio; son cantidades acotadas y si vas a la tarde, lo más probable es que ya no lo encuentres. Otro problema es que la calidad no es muy buena”, aseguró.

Saliendo de la PBA y yendo a la Capital Federal, de acuerdo al relevamiento, una familia tipo (matrimonio y dos hijos/as) que vive en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, necesitó en enero de 2022 al menos $ 79.988 para no ser pobre. Esta cifra muestra un aumento del costo de vida del 5% respecto a diciembre pasado.
Por otra parte, el mismo grupo familiar requirió en enero al menos $ 42.747 para no caer por debajo de la línea de indigencia. Aquí se advirtió un incremento del 6% en el costo de vida respecto a diciembre 2021.

Estos datos oficiales surgieron del informe mensual que elabora la Dirección General de Estadística y Censos de la CABA, que también mide los valores de ingresos de la clase media. Los resultados de enero 2022 fueron dados a conocer por las autoridades porteñas de Estadística y Censos, en la previa a la publicación de los datos del INDEC, quien según se supo, hará oficial el mismo número a nivel nacional para las canastas básica alimentaria (CBA) y total (CBT), siendo ambos parámetros los que marcan respectivamente los límites de la indigencia y la pobreza.

Una persona necesitó al menos de $124.250 en territorio porteño para seguir dentro de la clase media. Esto representó un 5,2% más que en el mes de diciembre. La estadística no incluye en el número final publicado los costos por el pago del alquiler de vivienda ni de las expensas comunes, los cuales son considerados gastos de consumo. Estas cifras anticipan lo que será la publicación de los datos a nivel nacional, los que serán dados a conocer el próximo 17 de febrero..

Los incrementos de más peso sin dudas son los de los alimentos, lo que engrosa el valor de la canasta básica y total en cualquiera de los dos casos. A eso se deben sumar los costos de servicios básicos y otros. En los alimentos y la inflación impactan en mayor medida en los grupos más bajos, como los que se encuentran en la indigencia. El aumento acumulado en los últimos doce meses fue del 48,5% para la canasta de indigencia, 47,1% para la de pobreza, y 48,8% para la de clase media.

A diferencia del INDEC, que reconoce solamente las categorías de pobres e indigentes, la Ciudad dispone de seis estratos sociales en su clasificación. De este modo el relevamiento de enero de Estadística y Censos de CABA mostró estos valores, según cada categoría, para subsistir:

*Indigencia $ 42.747,48
*Pobreza no indigente $ 42.7467,49 hasta $ 79.988,04
*No pobres vulnerables de $ 79.988,05 hasta $ 99.400,02
*Sector medio frágil de $ 99.400,03 hasta $ 124.250,25
*Clase media de $ 124.250,26 hasta $ 397.600,83
*Sectores acomodados $ 397.600,84 o más

Recordemos que en todo 2021 la inflación en la Argentina fue de las más altas del mundo, con 50,9 por ciento, y en el contexto de la crisis por la firma del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, que fijará ajustes en toda la economía, los privados estiman un IPC que podría alcanzar el 55%. Desde el Ministerio de Trabajo se intenta poner un techo de 40 por ciento a los acuerdos salariales, aunque con la promesa de que si supera la cifra propuesta, reabrirá paritarias. El tema es que cada vez es menor la cifra de trabajadores sindicalizados, es decir formales, que participan de este tipo de acuerdos entre la empresas, gremios y el Estado.

Juan Pablo Peralta, periodista acreditado permanente en Casa Rosada y el Parlamento nacional argentino. 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín Globatium

Sigue nuestras noticias desde tu correo todos los lunes y jueves