Montero apela al “compromiso” de todos los partidos y pide a la derecha diálogo y “crítica constructiva”

Actualidad - España 04 de noviembre de 2021 Por Servimedia
Montero defendió que las de 2022 son “unas cuentas públicas extraordinarias, indispensables para consolidar la recuperación económica y social de nuestro país
congreso

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, demandó este miércoles a los partidos de la oposición más “crítica constructiva” y menos “crispación, ruido y regate corto” porque eso siempre es una política de “tierra quemada” y “no es útil para los ciudadanos”.

Así lo indicó durante su intervención en el Pleno del Congreso de los Diputados en el debate sobre las enmiendas a la totalidad presentadas por PP, Vox, Ciudadanos, Junts per Catalunya, CUP, Coalición Canaria y Foro Asturias al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2022, que serán votadas mañana y que podrían tumbar las cuentas públicas si lograran en la votación una mayoría parlamentaria, algo descartado en principio tras los acuerdos alcanzados por el Gobierno de coalición con ERC y PNV, sus principales apoyos parlamentarios.

Al inicio de su intervención, Montero defendió que las de 2022 son “unas cuentas públicas extraordinarias, indispensables para consolidar la recuperación económica y social de nuestro país y, sobre todo, para lograr que sea una recuperación justa que llegue a todas las personas, territorios y sectores”.

Por otro lado, la ministra apuntó a la “incertidumbre” y “volatilidad” introducidas por la crisis del coronavirus, a los que se suman nuevos riesgos como el encarecimiento de los combustibles y la luz y los cuellos de botella en los suministros de productos, aunque apuntó que “la evolución va a ser positiva” y estos elementos “son transitorios”.

REFLEXIÓN

Tras dicha descripción del contexto económico actual, la ministra reflexionó sobre el clima político y criticó que llevamos “varios años escuchando argumentos gruesos” con el empleo de “descalificaciones” e “insultos con bastante ligereza”, donde se emplean “palabras como traición, chantaje humillación”, siendo esto “mentira y falso”, y afeó a los partidos de la derecha que “no les importa cuáles son los argumentos que están detrás de las cuentas”.

Por el contrario, Montero ensalzó que “no se puede reprochar que un Gobierno trabaje hasta la extenuación para defender el interés general y que lo haga desde el diálogo y el respeto al conjunto de fuerzas políticas” y advirtió de que “este Gobierno lo va a seguir haciendo” porque “intentar que un Presupuesto tenga el máximo apoyo posible no es ninguna excentricidad”.

En este sentido, la ministra afirmó que “dialogando es posible avanzar en lo que nos une y mirar por el interés general” y que los “ciudadanos nunca votan mal”, por lo que argumentó que “ser adversario político, señorías de la derecha, nunca debería invalidar la búsqueda del interés general”, al destacar que “los acuerdo logrados entre quienes pensamos distinto son los que generan cambios profundos y duraderos”.

Así, Montero agradeció “de antemano a los grupos que han expresado su voluntad para que estos PGE puedan continuar su tramitación” y, por el contrario, emplazó a aquellos que han presentado una enmienda a la totalidad, a que, “al menos, tengamos un debate franco en el que podamos contrastar ideas desde el respeto y educación”. “A este país le sobra crispación, el ruido y el regate corto”, declaró, para añadir que “hace falta crítica constructiva, la que puede y debe hacer una oposición que aspire a llevar algún día las riendas de la sociedad”.

INGRESOS

A continuación, la titular de Hacienda pasó a repasar el contenido de los Presupuestos, asegurando que el Gobierno mantiene sus previsiones de crecimiento del PIB para 2021 y 2022 y enfatizando que “la ausencia de reglas fiscales no implica de ninguna manera que no trabajemos la responsabilidad fiscal” y que el proyecto prevé que el déficit se reduzca al 5% en 2022 y que la deuda pública baje cuatro puntos.

En este sentido, subrayó el aprendizaje realizado de la crisis de 2008 y “los errores de aplicar políticas austericidas”, por lo que “fijar un proceso de consolidación fiscal prematuro sería contraproducente para la recuperación” y tendría “un alto coste social y económico”.

Por el lado de los ingresos, Montero comenzó apuntando que para 2021 se previa un incremento en la recaudación tributaria del 10,8% y que de enero a octubre el aumento está siendo del 14%, por lo que defendió que el objetivo es “extremadamente prudente y fácil de conseguir”.

Así, sobre los Presupuestos de 2022, la ministra indicó que la previsión es que los ingresos tributarios aumenten un 8,1% y que dicho incremento de la recaudación “no se vincula a ningún aumento de los impuestos”, sino que “ha sido fruto de la protección de rentas, robustecer las bases imponibles y un mayor dinamismo económico”.

“Estas cuentas no suben los impuestos y no suben la presión fiscal”, afirmó, para acto seguido añadir que, “al contrario, benefician directamente a las pymes por dos vías: con todas las ayudas para mejorar la competitividad y la internacionalización y también, de forma indirecta, restándole competencia desleal sobre otros grupos consolidados”.

GASTO

Por el lado del gasto, destacó que el límite de gasto no financiero, conocido como ‘techo de gasto’, con 196.142 millones, es “el mayo de nuestra historia”, y destacó que el 55,7% del Presupuesto nacional se destina al gasto social, destacando partidas como el incremento del 4,8% para pensiones, el incremento del 3% en el Ingreso Mínimo Vital, entre otras.

También resaltó que las cuentas públicas deben ser “una palanca” para modernizar el tejido productivo e impulsar el crecimiento empresarial, la productividad y la competitividad, por lo que son “los Presupuestos más inversores de la historia” con 40.000 millones de euros.

La titular de Hacienda también subrayó la “oportunidad histórica” de estos Presupuestos gracias a que la aportación de los fondos europeos hacen que “nunca antes haya habido tantos recursos" para ayudar a nuestro tejido productivo, a la industria, a las pymes y los autónomos.

En este sentido, Montero destacó partidas como la de comercio, turismo y pymes (casi 3.000 millones); industria y energía (11.316 millones); agricultura y pesca (8.844 millones), infraestructuras y ecosistemas resilientes (11.841 millones); y cultura (1.589 millones).

También hizo referencia a “la juventud” como una de las prioridades de los Presupuestos, apuntando que, en total, contemplan 12.550 millones de euros para “amortiguar el daño que está sufriendo esta generación”. En particular, el presupuesto para vivienda se incrementa un 46%, hasta los 3.300 millones; mientras que las actuaciones que fomentan el empleo juvenil aumentan un 44%, hasta los 2.144 millones; y el presupuesto de educación supera los 5.000 millones, con 2.199 millones para becas y 2.075 millones para la FP.

Por otro lado, resaltó los 126.500 millones de euros con los que contarán las comunidades autónomas al sumar los recursos procedentes de los fondos europeos y los del sistema de financiación, mientras que las entidades locales dispondrán de recursos extraordinarios por 1.228 millones de euros, que se sumarán “a las mayores entregas a cuenta de su historia”, con 22.062 millones, y a los 2.050 millones que les corresponde gestionar de los fondos europeos.

Por todo ello, Montero concluyó su intervención afirmando que los Presupuestos de 2022 “son objetivamente buenos para el conjunto de la sociedad” y apelando al “compromiso” de todos los miembros de la Cámara “como representantes del pueblo español” y, con ello, “responsables del futuro de los ciudadanos”, por lo que pidió a todas las formaciones que aporten “soluciones” a los “problemas cotidianos” de los ciudadanos.

(SERVIMEDIA)

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Te puede interesar