Ya proponen prohibir la fabricación de autos a nafta en Europa

La Comisión Europea exige que la producción de vehículos con motores a base de combustibles fósiles concluya antes de 2035.
Electricos y verdes A portada nota (3)

La Comisión Europea apunta a dar por concluida la etapa de las energías fósiles: bajo el título “Fit For 55”, se oficializó el proyecto que busca prohibir la fabricación de autos a nafta y diésel. 

Según la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, “la era de los combustibles fósiles ha llegado a su fin”.

El llamado Pacto Verde Europeo (European Green Deal) tiene como objetivo reducir para 2030 las emisiones de dióxido de carbono un 55 % respecto a la actualidad, mientras que para 2035, estas deberán ser  0%, es decir, sin emisiones de CO2 que no pueda ser absorbido por la naturaleza.

La medida fue anunciada en Bruselas, la principal sede de la Unión Europea. Se prevé que varias compañías automotrices manifiesten su rechazo, especialmente por los plazos establecidos para el cese de la actividad a base de combustibles fósiles. De hecho, las principales marcas europeas del sector se encuentran negociando una flexibilización de la norma Euro 7, que debe entrar en vigencia en 2027 pero será aprobada en 2025.   

Pero las autoridades europeas no parecen dar ni un paso atrás en relación a la continuidad de las industrias que mayor responsabilidad detentan sobre la emisión de carbono a la atmósfera. “El 20 % de nuestras emisiones sigue procediendo de nuestras carreteras”, dijo la comisaria europea de Transporte, Adina Valean, a la vez que puso especial énfasis en que el organismo no planea dejar de impulsar la industria del movimiento.

Electricos y verdes 22

El Pacto Verde anunciado prohibirá la fabricación de todos los vehículos que generen combustión de dióxido de carbono desde 2035, incluyendo motores de gasolina o nafta y diésel, pero también los híbridos de todo tipo. Sólo quedarán en circulación desde ese momento, aquellos que fueron fabricados antes de esa fecha, los que deberían salir dejar de funcionar definitivamente para 2050. Para ese año Europa quiere anunciar que será el primer continente que ya no emitará gases de efecto invernadero.

Como contrapartida al anuncio,  la Unión Europea prepara el lanzamiento de subvenciones al costo de la energía eléctrica y aumento de los combustibles derivados de hidrocarburos. Como el plan está orientado a impulsar el uso de autos eléctricos y el uso del hidrógeno para medios de transporte terrestre pesado, naval y aéreo, el proyecto legislativo fija que a partir de 2035 se disponga de un puesto de recarga de electricidad cada 60 kilómetros en las principales vías y de hidrógeno cada 150 kilómetros.

Paralelamente, la Comisión Europea ya está trabajando en proyectos de, incluso, mayor alcance. Según trascendió, una nueva reglamentación prohibiría el ingreso al mercado común europea de automóviles provenientes en países cuyas legislaciones no se encuentren alineadas a los compromisos contra el cambio climático. 

Emmanuel Lorenzo

Periodista, escritor y magíster en Cultura de Paz, Conflictos, Educación y Derechos Humanos.
Autor de los libros "Pájaros detrás de las paredes", "La felicidad de los témpanos" y "Todavía no es de noche en el paraíso".
Tallerista literario y colaborador en revistas culturales.

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Te puede interesar