Sordo (CCOO) ve posible un consenso con los empresarios para utilizar el fijo discontinuo en otros sectores

Sindicatos 27 de septiembre de 2021 Por Servimedia
Cree que es una “gran torpeza vincular necesariamente” el cambio a un acuerdo tripartito
sordo

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, considera que a la figura del contrato fijo discontinuo “vale la pena darle la vuelta" para usarlo en otros sectores como puede ser el turismo y “es algo interesante y podríamos llegar a un consenso”.

En una entrevista concedida a Servimedia, Sordo fue preguntado por la intención del Ministerio de Trabajo y Economía Social de extender este contrato para cubrir la temporalidad en otros sectores y la posición de algún sector empresarial, como Confemetal, que cree que para ello habría que revisar esa figura.

Sordo destacó que el fijo discontinuo se viene usando en sectores como el de las conserveras y “a lo mejor podría servir para cambiar las inercias” en otras actividades como las vinculadas al turismo. “Esto vale la pena darle la vuelta”, señaló, porque “la empresa tiene un interés” al saber que puede disponer de la plantilla y el trabajador tiene la “certidumbre” de tener empleo un periodo concreto del año, subrayó. “Esto es algo interesante y podríamos llegar a un consenso con estas cosas”, añadió.

Por otra parte, fue cuestionado por la posibilidad de que se pueda negociar un límite máximo para el contrato temporal superior al año que había propuesto el Ministerio de Trabajo y Economía Social y contemplar más causas para su uso para dar así opción a un acuerdo con CEOE, ante las informaciones que apuntan a la postura empresarial en esta línea.

Sordo lo rechazó y reclamó en su lugar “desincentivar” el uso del contrato temporal “por la vía de causalizarlo” y endureciendo la penalización cuando se use de forma fraudulenta. “Pero yo creo que no habría que dejarlo ahí” y “a la vez hay que buscar una alternativa” a los despidos con la adaptación de jornada, en referencia a los ERTE estructurales, según insistió.

Aclaró que “no demonizamos la contratación temporal” porque existen actividades que la requieren, pero que eso “no tiene por qué conllevar necesariamente” que se use de forma sistemática.

ACUERDO “DIFÍCIL” PERO NO DESCARTABLE

El dirigente de CCOO afirmó ser consciente de que un acuerdo con CEOE en el conjunto de la reforma laboral "va a ser difícil, pero ni vendería ni dejaría de vender la piel del oso antes de cazarlo”. Se mostró convencido de que la patronal no se va a levantar de la mesa.

Repasó que en la mesa se están tratando temas como el sistema estructural de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para evitar despidos en momentos de crisis de demanda en las empresas, las fórmulas para limitar la contratación temporal, la prevalencia del convenio sectorial frente al de empresa o la ultraactividad.

Sordo aseguró que un desacuerdo con CEOE “no va a implicar que no se modifique la reforma laboral” y puntualizó que las materias son de tal importancia para las organizaciones empresariales que “le van a incentivar” a “no desligarse al menos de la negociación”.

A juicio de Sordo, para la empresa “es mucho más importante resolver bien” la alternativa al despido mediante adaptaciones de jornada en los nuevos ERTE estructurales “que la ultraactividad de los convenios colectivos, que nunca ha sido un problema en España, nunca, hasta el año 2012”.

“TORPEZA” PARA EL ACUERDO

En cuanto a la postura de la vicepresidenta Nadia Calviño en referencia a que van a ser necesarios acuerdos en temas complejos, como puede ser la reforma laboral, Sordo criticó que “ésa es la peor estrategia de negociación del acuerdo”. Juzgó como una “gran torpeza vincular necesariamente el cambio de la reforma laboral a un acuerdo tripartito porque es la manera de poner piedras en el camino de ese acuerdo tripartito”.

También insistió en que la condicionalidad para España por parte de la Comisión Europea asociada a los fondos de recuperación en materia laboral es reducir la dualidad del mercado de trabajo, pero “en el cómo no se mete” Bruselas.

El dirigente sindical criticó que, desde la anterior crisis, Bruselas “se usa como que viene el coco” y “no utilizaría el coco de Bruselas con tanta frivolidad”.

(SERVIMEDIA)

Te puede interesar