Los elefantes viven más si crecen con hermanas mayores

Ecología y medio ambiente 26 de septiembre de 2021 Por Servimedia
En este nuevo estudio, los investigadores pudieron superar esta barrera mediante el análisis de una población de elefantes semicautivos
lefantes

La supervivencia de los elefantes criados entre hermanos mayores, sobre todo hermanas, es mayor en comparación con los que no los tienen, según un estudio realizado por investigadores de universidades de Finlandia, Myanmar y Reino Unido.

El estudio, publicado en la revista 'Journal of Animal Ecology', se basa en el análisis de 2.344 crías de elefantes semicautivos de Myanmar. Los investigadores descubrieron que los hermanos de esos individuos influyen en la descendencia más joven desde el principio hasta el final de la vida.

Las hembras criadas con hermanas mayores tuvieron una mayor supervivencia a largo plazo y se reprodujeron por primera vez un promedio de dos años antes en comparación con las de tienen hermanos mayores. La reproducción a una edad más temprana generalmente se asocia con más descendencia a lo largo de la vida de un elefante.

En los machos, los criados con hermanas mayores sobrevivían menos, pero pesaban más respecto de los que convivían con hermanos mayores. Este efecto aparentemente perjudicial puede explicarse por una estrategia de 'vivir rápido, morir joven', donde el aumento temprano positivo de la masa corporal podría conducir a costes de supervivencia más adelante en la vida.

"Nuestra investigación confirma que las relaciones entre hermanos dan forma a las vidas individuales, particularmente en especies sociales, como los elefantes, donde los comportamientos cooperativos son esenciales para el desarrollo, la supervivencia y el potencial reproductivo de los individuos", apunta Vérane Berger, de la Universidad de Turku (Finlandia) y autora principal del estudio.

Las consecuencias a largo plazo de los efectos entre hermanos están poco estudiadas en animales de larga vida. Una de las razones es que los desafíos logísticos de los estudios de campo dificultan la investigación de los efectos durante toda la vida útil de un animal.

ELEFANTES MADEREROS

En este nuevo estudio, los investigadores pudieron superar esta barrera mediante el análisis de una población de elefantes semicautivos propiedad del Gobierno en Myanmar, para los cuales se mantienen extensos registros de historia de vida.

Estos elefantes se utilizan durante el día como animales de equitación, transporte y tiro. Por la noche, viven libres en bosques y pueden interactuar y aparearse con congéneres salvajes y mansos. Las crías están con sus madres hasta los cinco años, cuando son entrenados para el trabajo.

"Debido a que los elefantes viven en sus hábitats naturales, hay muchas similitudes con los elefantes salvajes, como el forrajeo natural y la falta de asistencia en la reproducción. Si bien hay diferencias, en la naturaleza, los grupos familiares son probablemente más grandes, hay más similitudes que diferencias y podríamos suponer que algunas de las asociaciones encontradas en nuestro estudio también serían válidas para los elefantes salvajes. Pero, por supuesto, estos deben ser estudiados", apunta Mirkka Lahdenperä, de la Universidad de Turku y coautora del estudio.

Los investigadores utilizaron un gran conjunto de datos multigeneracionales de elefantes asiáticos semicautivos para observar la influencia de la presencia y el sexo de los hermanos mayores en la masa corporal, la reproducción, el sexo y la supervivencia de las crías. Los registros contenían información precisa sobre la reproducción y la longevidad de 2.344 crías nacidas entre 1945 y 2018.

(SERVIMEDIA)

Te puede interesar