Nihilismo y Humanismo

Gente y estilo 28 de abril de 2021 Por Hugo RG
En el marco del 8 Simposio del Centro Mundial de Estudios Humanistas 2021, transcribimos un resumen la participación del autor Tito de Casas, realizada el 17 de abril.
TitoDeCasas

Video completo al final de la nota...

El mundo venía dando tumbos hasta que en los 60 viene un señor llamado Silo, con absoluta seguridad, y dice que hay que poner una referencia. Vinieron varios materiales, pero cuando apareció lo del humanismo se vio que se destacaba de todos los “ismos” que había y que sigue habiendo y que no conducen a nada. La situación actual sigue más o menos igual. Por la vida puedes ir oscurecido o luminoso. Sólo que ahora no hay un nihilismo taxativo, total, sino que hay un diluido de relativismos, escepticismos, naturismo, cosas que Silo llamó sabiamente el “reino de lo secundario”. Aparecen además ciertos humanismos light con sensibilidad social que tienen cosas interesantes y también andamos ahí un poco en las falsas puertas, se oyen campanas y no se sabe dónde. Por eso lo de Silo es una cosa muy precisa, muy terminante, pone un hito muy fuerte. Además del Nuevo Humanismo está el Siloísmo como filosofía de fondo y viene la tesis del Mensaje de Silo, que aborda lo Sagrado. A mi parecer, por primera vez en el mundo tenemos de la mano lo humano con lo Sagrado. Toda una nueva liberación del espíritu humano.

Este es el núcleo que siento como legítimo y más o menos dice así: “el enemigo de todos, el enemigo presente, siempre y al acecho en cada persona, en cada hombre, es sólo el nihilismo.” Karl Jaspers [1].

En esta intuición es donde se pueden resumir las propuestas de hoy. Por un lado, un pozo por donde se hunde todo, por otro la matriz para construirlo todo, para orientarlo todo con el Nuevo Humanismo.

Este breve ensayo se basa en un artículo escrito en el 96, en la revista electrónica del Movimiento Humanista, núm. 9, marzo del 97 llamado “Nihilismo y Humanismo”.

El Nuevo Humanismo se especifica más como Universalista y que está presente en el Diccionario del Nuevo Humanismo (Silo, Obras Completas núm. 2), Documento Humanista, Sexta Carta a mis amigos y en un vídeo que Silo hizo en Punta de Vacas. Tengo un grato recuerdo de aquella práctica que hacíamos en una época que consistía en sentir lo humano en uno mismo y en el otro.

Me voy a los comienzos. Parto de un artículo inicial de Rodríguez en los años 60 sobre los nadaístas en una revista de contracultura que se llamaba Eco Contemporáneo. Había una especie de canto al nadaísmo, hasta pintoresco, pero lo llamativo es que en los 80 Silo visita Bogotá y pide conversar con alguno de estos muchachos intelectuales y se hace una reunión en un café. Ahí hace un comentario muy interesante: “está bien, en una época, tirar todo abajo, pero en otro momento ya es tiempo de construir, ya es tiempo de hacer cosas”, dijo aproximadamente. Aquello de la nada y dejar todo sin valor, es un momento, pero ahora es momento de construir, que como sabemos se llamará “ama la realidad que construyes”, no que encuentras y críticas y te quejas y reclamas, sino que es momento de constructores.

Saltando a una charla que tuve con Silo en 2003 le consulté sobre visiones que hablan de fines del mundo, incluso del Universo, el Big Crunch[2]. Esta semana había un artículo de una científica que dice que en algún momento todo el Universo se va a acaba, todo. Y yo me pregunto ¿es posible esto? Y en aquella conversa Silo me dijo textualmente: “no, eso no es así, eso es por el nihilismo que tienen en sus cabezas” mientras se señalaba su cabeza. Él siempre recomendaba eso de poner bien la cabeza.

Desde ese “poner la cabeza” salen todo tipo de ideologías, pareceres, políticas, dirigentes, salen muchas cosas.

Comencé el estudio en un momento previo a que se instalara el concepto de “antihumanismo” y de aquello que nos dice en la cordillera de “triunfo provisorio del antihumanismo”.

Entonces tenemos todo eso del reino de lo secundario hasta el nihilismo más fuerte. Ya se notó en el libro de la Mirada Interna cuando Silo se refiere al “abismo”. Él mencionó que es mejor usar esa palabra porque tiene “un registro más físico”, lo del abismo. Tema tratado también por los nihilistas. Por ejemplo, hay una frase de Nietzsche que dice: “de tanto mirar al abismo, el abismo te empieza a mirar a ti”. Lo relaciono con todas estas cosas que hay hoy, sobre todo en el periodismo, que nos riega con una avalancha de críticas, de reclamos, donde al final se oscurece todo y no se ve ninguna lucecita. No se aporta. Me viene una frase de él que dice: “mejor que una crítica, un buen aporte”.

Gorgias[3], un griego de la época de los griegos, dice aproximadamente: “no hay nada que conocer y si lo hubiera no sería comunicable”. Más adelante a partir de ahí se formulan estas tesis: “nada existe, si algo existiese sería incognoscible, y si algo fuese cognoscible sería incomunicable”. Se le llama nihilismo gnoseológico, del campo del conocimiento.

El tema del nihilismo viene del siglo XVIII, de un ruso, Turgenev que luego toman los alemanes. Luego aparece E.Cioran[4] al que le llaman el filósofo de la desesperanza y el fracaso. Franco Golpi, ya en el siglo XX hace un resumen completo de todo esto. Esto es algo que ocurre sobre todo en Europa. No sabemos que haya estas corrientes en Asia o en África o en Medio Oriente, más bien hay otras cosas.

Ahora hay otras cosas como variantes del escepticismo… algo que no le gustaba a Silo era lo de lo relativista, todo es relativo, todo se va diluyendo y no queda claro, por ejemplo, lo que es sufrimiento y lo que es superación.

El asunto es que el tema del nihilismo se expresa hoy con bastante fuerza sobre todo en las artes. No hay película que no empiece mal, con muertos, con colores negros, sin luces… sólo algunas excepciones.

Volviendo a E.Ciorane, es interesante ver qué dice alguien que pone la cabeza en ese campo oscuro. Tiene un libro que se llama “Silogismos de la amargura” de 1952. El libro principal de este señor es sobre el inconveniente de haber nacido. No hay más mala suerte que haber nacido. Y escribe aforismos, todos negativos.

En otro artículo, A. Camus[5] considera que el sentido de la vida es el más apremiante de los asuntos a los que ha de enfrentarse el ser humano alternando la emoción y la claridad, que no se riñen, sino que se complementan en esa primordial indagación. De este pensamiento del sentido de la vida es de donde parte la Mirada Interna: “aquí se cuenta como al sin sentido de la vida se lo convierte en sentido y plenitud”. Porque esa es la parte importante del Nuevo Humanismo, del Siloísmo, de Silo mismo, el tema de la conversión de los líos, el tema de cómo se abre la puerta que está cerrada. Y sobre Galileo, Camus dice que hizo bien, aquella verdad no valía ir a la hoguera. Es profundamente indiferente cuál de los dos, la Tierra o el Sol, gira alrededor del otro. Para decirlo todo de otro modo, es una futilidad. En cambio, veo que mucha gente muere porque considera que la vida no merece la pena ser vivida. Son temas existencialistas. Nosotros coincidimos con una definición de un tal Taylor: “el nihilismo existencialista afirma que no hay nada preconcebido para dar sentido a la vida.” Vamos a ver que lo del Propósito, lo de darse a sí mismo una misión, un destino mayor es de suma importancia.

Ahora vamos hacia el final con unas citas de Silo sobre toda esta temática que me pareció interesante resaltar.

En la introducción al volumen 1 de Obras Completas, dice: “el paisaje interno estudia el sin sentido de la vida con referencia a la lucha contra el nihilismo en el interior de cada ser humano y en la vida social, exhortando a que esta vida se convierta en actividad y militancia al servicio de la humanización del mundo”.

En al acto de Madrid (1981), leemos: “nuestros amigos han hablado sobre el temor, el sufrimiento, la violencia y el nihilismo como máximos exponentes de destrucción.”

Una frase muy curiosa en el 98, charla de Reikiavik: “…esa atracción de la nada que vence y lleva hacia el suicidio o en la embriagadora furia destructiva que moviliza al nihilismo de un individuo, de un grupo o de una civilización…”. Ahí Silo denuncia claramente este punto oscuro.

En el Tema de Dios: “a eso llamó Nietzsche la pleamar del nihilismo y en ocasiones el abismo”. Esta pleamar de nihilismo tiene como trasfondo su anunciada muerte de dios.

Otra cita, punto 3 de los caminos de los estados internos: “si regresas por el camino de la muerte, recaes en los abismos, en esa sensación de círculo cerrado”. Punto 7, el camino de la degradación te lleva directamente a los abismos. Pero ya en la pregunta, nos exhorta (que esa es la parte interesante nuestra): “Salta por encima de tu sufrimiento y entonces no crecerá el abismo, sino la vida que hay en ti. Por tanto, tratemos lo único que merecer ser tratado: el abismo y aquello que lo sobrepasa.”

Punto 6 del Paisaje Humano: “así es que quiero superar aquello que en mí y en todo hombre lucha por suprimir la vida, quiero superar el abismo.”

La acción válida se registra como un acto de unidad; entre dos tendencias se limita el hacer, allí el abismo que crece en la contradicción y por encima el vuelo que permite sobrepasarlo en acto válido.

Capítulo 18, El cambio: “¿quieres superar el abismo?”

Paisaje Humano: “debo destacar que estos abismos se abren ya entre aquellos que parecen coincidir en sus intereses.” Aquí me voy a ir un poco de este campo porque quería recordar una charla que tuvimos en el campo político-social donde él decía que los problemas con los dirigentes, él lo veía por el lado de los intereses. Los dirigentes bajan con sus intereses, pero no llegan a tocar a la gente; y la gente sube con sus intereses, con sus necesidades, pero no llegan a tocar a los que darían respuesta. Este párrafo tiene que ver con ese abismo que se va abriendo cada vez más, que no es metafísico ni existencial, sino social e ideológico.

Vistas así las cosas, si el nihilismo sienta las bases para el antihumanismo, la cosificación lo hace para con la violencia y la discriminación; en una frase casi apócrifa, porque no se sabe muy bien cuándo y dónde se dijo: “el sistema va derechito hacia la nada. Hay como un gran embudo de nihilismo que se va tragando todo. Esto es la nada avanzando. Lo único que va a establecer lazos entre las personas somos nosotros y no hay forma de trasladar lo nuestro a las Companys. Ellos no podrán usar nuestro producto porque les es contrario.” Una mención suya.

En el Paisaje Interno, Silo nos dice, claramente: Para terminar, «te diré cuál es el sentido de tu vida aquí: humanizar la Tierra. ¿Qué es humanizar la Tierra? Superar el dolor, el sufrimiento, aprender sin límites…” Pero, además, cuando llegues a otros con este aspecto y si a su vez logras que ellos emprendan la tarea de humanizar el mundo se abrirá su destino hacia una vida nueva.”

Tito de Casas, 17/04/2021


Notas:

1) El primer dato que tenemos de Humanismo fue el libro de JP Sartre El Existencialismo es un Humanismo. Que tuvo mucha resonancia para mí, porque me pareció muy afín (hablo de a principios de los 60). Luego S hizo el comentario de que “Sartre está a Favor al mencionar el Humanismo y Heidegger en contra” (en referencia a Carta sobre el Humanismo, publicada junto a la de Sartre). Además, este autor hace una nota sobre el colonialismo hecho en diversos continentes y “procede a deshumanizar a sus habitantes”

2) En el cuerpo de documentos sobre el Humanismo es importante citar el libro Interpretaciones del Humanismo, de S. Puledda. Que es muy importante, como el humanismo en diversas culturas. Al igual q el concepto de ‘Momentos humanistas de S en la historia, creo se puede ampliar a “rasgos humanistas” que se pueden ver en diversas expresiones, aunque sea mínimos, son de interés, en el campo social, publico, etc.

3) El registro del nihilismo en las personas es algo tangible, que se capta en las relaciones y se ve un clima pesado de falta de futuro, que complica los diálogos. Además qué duda cabe que sienta las bases para toda violencia y discriminación.

4) Con respecto al comentario de las “companys” citamos cuando de S visita el Japón cuando en reunió con el grupo de japoneses y uno de ellos manifestó el problema de aplicar el principio de ‘Trata a los demás como quieres que te traten’, le resultaba complicado en su empresa, porque seguro lo echarían… S respondió escuetamente “seguramente es así” lo que confirma la incompatibilidad con la empresa y demás instituciones deshumanizadas.

5) Sobre el nihilismo en el arte, tan evidente, en especial el cinematográfico, ya se hizo un intento de llevar a los estudios de Los Ángeles un guion interesante, constructivo, que no realizaron y queda de base del libro “El Informe Tókarev”, que publicara después S.Puledda.

5) Hay relación con el planteo del “Si y el No” que hace Silo en Acto Publico[6]

Dice: “Dos caminos se abrieron: el camino del sí y el camino del no. Entonces, todo pensamiento, todo sentimiento y toda acción, fueron turbados por la duda del sí y del no. El sí creó todo aquello que hizo superar el sufrimiento. El no agregó dolor al sufrimiento. Ninguna persona, o relación, u organización quedó libre de su interno sí y de su interno no”.


[1] Filosofo y Siquiatra alemán 1883-1969.

[2] Colapso del Universo. Teoría en del Gran Colapso o “teoría de las pulsaciones” opuesta al Big Bang que dice el Universo en miles de millones de años, se contraerá, Como sucede con algunas estrellas.

[3] Gorgias filosofo sofista c. 460 a. C.-c. 380 a. C.

[4] E. Cioran filósofo y escritor pesimista de origen rumano. 1911-1995

[5] A. Camus escritor francés existencialista. 1913 1960

[6] Acto Público pabellón de los deportes. Madrid, España.27 de septiembre de 1981

Hugo RG

De origen argentino, está radicado en Málaga desde 1977, humanista y editor de prensa, impulsa proyectos a favor de la noviolencia activa.

Te puede interesar