¿Son realmente 'Sociales' las redes Sociovirtuales? Zenobio Saldivia tiene la Respuesta / CHILE

Actualidad 26 de abril de 2021 Por Redacción América
Por: Zenobio Saldivia Maldonado //-- Nuevamente quien escribe estas notas, vuestro servidor: Zenobio Saldivia Maldonado, investigador, escritor y académico de la U. Tecnológica Metropolitana, de Santiago, Chile y director general de Cultura de Prensamérica Internacional©, me dirijo al mundo de los comunicadores, periodistas, editores, académicos e intelectuales en general, para poner en el tapete de la discusión un tema cultural que desde hace años he venido analizando en el universo académico nacional e internacional. Esto es, la urgente necesidad de cambiar la denominación de la voz compuesta Redes Sociales, puesto que su uso lleva implícito un serio error lógico, conceptual, semántico y de extensión.

En efecto, está claro que las líneas de conexión de estos medios telemáticos son ‘redes’, por las posibilidades de conexiones y vinculaciones que general, y entendemos que son ‘sociales’, pues es un producto tecnológico pensado, y materializado en la sociedad, no en un hoyo negro. Sin embargo, al decir Redes Sociales, no nos percatamos que quedan incluidos absolutamente todos los medios, físicos y virtuales referentes, organismos, entidades, establecimientos, corporaciones, escuelas, iglesias, universidades, hospitales, fuerzas armadas, radioemisoras, diarios, centros de investigación, sistemas policiacos, oficinas gubernativas, partidos políticos; en fin todos los agentes sociales y sus entidades materiales, sus estructuras y sus lugares físicos de encuentro. Sin embargo, olvidamos que por extensión la noción ‘Redes Sociales’, también incluye incluso a comunidades indígenas y etnias diversas de Chile y el mundo por ejemplo, que ni siquiera tienen Internet, o a todo el universo de los menesterosos, de pastores en la montaña, de mujeres afromusulmanas marginadas y vigiladas por el ojo masculino, o a los millares de niños pequeños humildes del mundo que no conocen ni un televisor ni un ordenador, y que jamás han navegado por el campo de la tecnología virtual; por mencionar a algunos grupos humanos de nuestra sociedad que quedan incluidos necesariamente por la  denominación y extensión de la voz compuesta que estamos comentando. Por ello, este autor considera que para evitar una depredación de personas, grupos, niños humildes y entidades que no tienen acceso a estos medios virtuales, estas redes deben llamarse Redes Sociovirtuales. Así entonces quedará acotado únicamente el universo que representando entidades sociales se desplazan por el cyber-espacio. Y no se producirá esta abducción holística institucional y social que genera la utilización de la expresión Redes Sociales, pues alude a un universo globalizante que por su mera denominación absorbe una extensión excesiva y que no respeta la realidad cuantitativa y específica de los no usuarios de Internet y es como si se desbandara para cubrir todo. Pero sabemos claramente que no todos están en Internet, he ahí una de las tantas fallas de esta mal llamada expresión REDES SOCIALES. Este modesto autor sugiere por tanto, abandonar definitivamente la denominación que analizamos, para dejar atrás ese manto extensivo, abusivo e invasivo que al utilizarse sin comprender su amplia extensión, se transforma -metafóricamente- en un manto que invisibiliza a todas y todos los exponentes y desposeídos que no conocen ni los ordenadores ni su uso. Por tanto invito a mis colegas del universo académico, a los pensadores, a los comunicadores, a mis estudiantes, y sobre todo a los periodistas, a los líderes y a los conductores de esta cadena cultural y noticiosa Prensamérica Internacional  que cubre una veintena de países, y al universo de agentes comunicacionales del mundo, a abandonar dicha expresión y utilizar la voz Redes Sociovirtuales.

Redacción América

AGENCIA CENTRAL DE NOTICIAS PARA AMÉRICA

Te puede interesar