Alberto Fernández: del juramento de Soria y la idea de correr las PASO, al covid-19 sin escalas

Actualidad 04 de abril de 2021 Por Juan Pablo Peralta

ALVERSO EMBARBIJADO

La semana en Balcarce 50 empezó con el presidente Alberto Fernández tomando juramento a Martín Soria como flamante Ministro de Justicia. Lugar que estuvo acéfalo 14 días después de la renuncia de la Dra Marcela Losardo. El acto que se realizó en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada fue tan breve que no llegó a los cinco minutos. La nota la dieron las ausencias más que las presencias, no fueron invitados ninguno de los integrantes de la Corte Suprema, a la que el nuevo funcionario ya le pidió una audiencia, y sólo se vio a Diego Molea, presidente del Consejo de la Magistratura junto a muchos familiares y amigos de Soria. Llamó la atención que tampoco estuvieran en el acto, el ministro del Interior, Eduardo de Pedro y su hermano Gerónimo Ustarroz, que también integra el Consejo. Nadie habló con la prensa acreditada en Gobierno, se esperaba que asumido el titular de Justicia diera a conocer al menos algunos de los lineamientos de su gestión, que sí manifestó en algunas radios, y van encaminadas a avanzar con la reforma judicial prometida por Fernández.

El mismo día, con la confirmación de la circulación de algunas mutaciones del Covid-19 y la suba de casos, funcionarios de Salud se reunieron con el Comité de Especialistas en el área. Se anunció que iba a haber una conferencia de prensa encabezada por la titular dela cartera sanitaria, Carla Vizzotti y su par de Turismo, Matías Lammens, junto a infectólogos como Pedro Cahn. A la hora en que se realizó la rueda de prensa la ministra decidió bajarse y fue su colega de la cartera turística el que anunció que no iba a haber restricciones para esta Semana Santa, apostando al movimiento interno para desalentar los destinos internacionales que ya tiene varias limitaciones. Algunos insinuaron que la denuncia de la dirigente opositora Graciela Ocaña sobre un envío irregular de dosis de la Sputnik V al Calafate en Santa Cruz, en el marco de lo que algunos medios bautizaron “Vacunatorio Vip”, fue lo que hizo desestimar a Vizzotti aparecer frente a los periodistas. 

Una situación que generó muchas polémicas tuvo como escenario a la histórica Casa Rosada el día martes. Cuando un grupo de intendentes y referentes de la oposición se hicieron presentes en la sede del Poder Ejecutivo para sellar un proyecto de obras públicas que motoriza el titular de la bancada PRO, Cristian Ritondo. Detrás de ellos descendieron del helicóptero presidencial, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el titular de la Cámara baja, Sergio Massa y el jefe de bancada del Frente de Todos, Máximo Kirchner. Alberto Fernández había almorzado con ellos en Olivos y decidió no ir a la Rosada. En el marco de un exagerado operativo de seguridad para que los periodistas acreditados en Casa de Gobierno no tomaran contacto con los funcionarios, los protagonistas posaron para una foto oficial con el Patio de las Palmeras con su fuente, y los cronistas intentando saber qué pasaba, de fondo. Kirhcner, Massa, de Pedro, Kicillof y Ritondo se plantaron en la primera fila, y detrás los jefes distritales Jorge Macri, de Vicente López, por Cañuelas, Marisa Fassi, de General Arenales, Erica Revilla, Mayra Mendoza de Quilmes, y la secretaria de Provincias, Silvina Batakis junto su par de Municipios, Avelino Zurro con el secretario de Gestión Administrativa del Ministerio de Obras Públicas, Guillermo Sauro.

El revuelo empezó cuando finalizado el cónclave algunos medios publicaron en sus sitios que se había llegado a un acuerdo para correr la fecha de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, que ya se fijó para el 8 de agosto. Algo que los propios dirigentes que hablaron en off y en on se dedicaron a desmentir inmediatamente, ya que ardían las redes sociales de los referentes del macrismo, como Patricia Bullrrich, Alfredo Cornejo desde la UCR, y Maximiliano Ferraro de la Coalición Cívica. Los celulares de los integrantes de Juntos por el Cambio ardían y el oficialismo reconocía que el tema había sido planteado en el encuentro mientras opositores como Ritondo, el único que habló afuera del palacio gubernamental con los cronistas de exteriores, desestimaba que las PASO vayan a ser retrasadas. Los títulos de los portales cambiaban minuto a minuto y la jornada terminó con quienes intentaban instalar mediáticamente que lo ocurrido había sido una redada tramada por el Frente de Todos para imponer algo que hasta los gobernadores de la oposición, como Gerardo Morales de Jujuy y Gustavo Valdés de Corrientes, parecen compartir con la administración oficialista. 

Sin que el presidente volviera a Balcarce 50 se reconoció desde la residencia presidencial, que el entorno cercano al mandatario nacional había empezado a tejer los hilos para que hubiera un encuentro entre Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Después de idas y vueltas se acordó que este sábado a las 10 de la mañana, sin la presencia del gobernador Kicillof, la reunión se iba a desarrollar en Olivos. Lo que nadie esperaba era que el propio jefe de Estado publicara apenas iniciada la madrugada del fin de semana, y a través de su cuenta de Twitter que había tenido resultado positivo en un análisis de Covid-19. Los voceros de Presidencia no sabían que responder en horas de la tarde del día previo a la pascua, cuando de los consultaba sobre si se iba a llevar adelante o no la charla de manera remota entre los dos altos funcionarios. Es que Fernández había salido en algunas radios asegurando que los síntomas que tenía eran leves ya que la inoculación doble de la vacuna Sputnik V que recibió en enero lo puso a salvo de alguna situación crítica por culpa del virus. Mientras se dio a conocer que su compañera Fabiola Yañez dio negativo, se confirmó que la videollamada se iba a realizar a las 18 hs, y así fue. Duró 15 minutos, y otra vez el encargado de comunicar qué fue lo que se habló fue el propio Presidente con un hilo de tuits que de manera textual refirió que “En la tarde de hoy pude conversar con el señor Jefe de Gobierno de la CABA, Horacio Rodríguez Larreta, respecto de la situación epidemiológica que se manifiesta ante el aumento de contagios por COVID-19. Ambos compartimos nuestra preocupación por el momento que atravesamos y coincidimos en la necesidad de trabajar junto al señor Gobernador de la Provincia de Buenos Aires Kicillof para coordinar políticas y esfuerzos que nos permitan superar con éxito este momento. También advertimos que nuestra experiencia indica que ante el avance de la pandemia, los casos se concentran primero en el AMBA y después irradian hacia el interior del país. Es por eso que el trabajo coordinado de CABA, PBA y el Estado Nacional se torna indispensable. Horacio Rodríguez Larreta me detalló de modo pormenorizado la evolución en CABA del plan de vacunación. Han vacunado ya a todos los mayores de 80 años que se han registrado minimizando así el riesgo de quienes representaron hasta aquí más del 20% de la letalidad registrada en la ciudad. También me expresó su preocupación por acelerar la vacunación de los adultos mayores en CABA teniendo en cuenta que en la ciudad reside un mayor porcentaje de ellos. Ante la inquietud, propuse analizar la posibilidad de involucrar al PAMI en la aplicación de las vacunas. Ambos compartimos la preocupación por garantizar el dictado de clases. Aún así, acordamos observar con atención cómo evoluciona la situación epidemiológica en las aulas siempre preservando la salud de nuestros niños y niñas a la hora de educarse. El señor Jefe de Gobierno de CABA me expresó que mañana mismo se comunicaría con Kicillof (con quien yo ya he hablado y quien comparte también la necesidad de coordinar tareas) para intercambiar información y encarar el trabajo en conjunto. En el transcurso de la semana volveremos a hablar ya para fijar una política sanitaria coordinada para el AMBA. Estoy seguro que enfrentamos un nuevo desafío que nos exige trabajar unidos en la diversidad política priorizando la salud de argentinos y argentinas”.

Juan Pablo Peralta

Trabajó en el noticiero cultural de TN (Colectivo Imaginario). Fue Cronista de Exteriores en Canal 26 y FM la 101. Hizo móviles para Radio América (AM 1190), también en AM 750 y Radio El Mundo (AM 1070). Acreditado permanente en Casa Rosada y el Parlamento. Participó en Radio Nacional (AM 870) del programa La Fonola que ahora sale por La 2x4 (Radio Ciudad). Condujo el ciclo "Tildados" en Radio File e integró el equipo de AIRE DIGITAL en La Radio En Línea y hoy forma parte del ciclo televisivo "De Izquierda a Derecha" (@DeIzquierdaDerecha), además de formar parte del equipo de ECMC Noticias México y la red mundial de información Globatium

Te puede interesar