Qué pasa en Casa Rosada a la espera de Alberto Fernández

Argentina 01 de noviembre de 2019 Por

logoglo19R150Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y si está todo correcto publicado.

alberto
La “Casa de todos los argentinos”, como la han denominado varios mandatarios, atraviesa una situación que genera extrañeza en cualquiera que se detenga simplemente a observar. Caminan por sus salones, escaleras y patios internos funcionarios de una administración que ya sabía que concluía su gestión el 12 de agosto, apenas conocidos los resultados de las Primarias del día anterior y cuando lo único que quedaba por hacer era activar el plan "clima de remontada".

Unas agendas presidenciales insustanciales surcan hoy las jornadas abúlicas mientras resuenan con más potencia las aguas de la fuente del Patio de las Palmeras que las de los inquilinos en retirada. Parecen no formar parte de una sobreactuación los rostros relajados del Presidente y su entorno íntimo. Algunos dirigentes que integran la coalición Cambiemos, especialmente los radicales, entran y salen por la explanada de Rivadavia imitando a quienes entienden que la derrota fue digna y no hay nada de que arrepentirse. Se ha acordado mantener ese estatus hasta la entrega del mando mientras se ejecutan medidas y ajustes pendientes que se comunican a través del Boletín Oficial o circulares del Banco Central. La experiencia enseña que cuando estas decisiones económicas se multiplican, nada anda bien.

Pese a esta sensación de inusitada tranquilidad, en Balcarce 50 todavía hay cosas que se cocinan en los despachos del primer piso. Las energías de los operadores PRO, aún ministeriales y sin cartera, se concentran en ordenar la tropa interna con un manual del Poder en las manos, el mismo que es conocido por todo aquel que haya ingresado en las lides de la política. El primer objetivo consiste en potenciar la frustración en todo aquel trasnochado que pretenda disputar liderazgo a Mauricio Macri. El otro punto tiene una máxima como título: si se pierde una batalla debe haber responsables que descompriman y mantengan a flote al resto. Aunque parezca terminología peronista, por estas horas hay en la jefatura de gabinete un medidor de Lealtad pasada, presente y futura. El Excel de Marcos Peña marca en rojo a casi todos los que entregarán el mandato a Axel Kicillof en poco más de un mes en la Provincia de Buenos Aires.

La confederación de intendencias bonaerenses fue el conjuro con el que el Frente de Todos se impuso a nivel nacional, y María Eugenia Vidal quien cayó en su embrujada telaraña. La “Leona” tomó el sayo cuando bajó con el ruidoso y costoso helicóptero de la gobernación atrás de la Rosada para reconocer a su segundo mecenas como jefe político indiscutible. El otro Macri, Jorge, reelegido intendente de Vicente López, le había marcado la cancha por orden superior horas antes. Entre tanto, los alfiles que la llevaron hasta las puertas del reperfilamiento en Propuesta Republicana negocian su continuidad en la etapa que viene, esa que los popes del ultramacrismo llaman en tono de sorna y emulando al periodista y escritor Jorge Asís, “El Cuarto Gobierno Kirchnerista”.


El neo renunciamiento de la titular de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, duró en los medios poco más de 24 horas, en Casa de Gobierno menos. Lo mismo ocurrió con Miguel Angel Pichetto. Los retiros, poco creíbles para muchos, fueron eclipsados por el aumento de los combustibles y las actividades del presidente electo, Alberto Fernández, quien en medio de la tormenta de aumentos habló cordialmente por teléfono con Donald Trump virando rumbo a México para no quedar pegado a las impiadosas remarcaciones seriales que no tienen resistencia alguna desde el Estado.

Quienes empezaron a crear el mito de un Puerta de Hierro en Barrio Parque, lo más lejos posible de Comodoro Py, propalan mediante sus bocas de expendio mediáticas las posibles divisiones latentes en la alianza frentista que asume el 10 de diciembre. Una esperanza que los moviliza a la espera de una revancha en las legislativas de 2021 y una vuelta triunfante en 2023. Un futuro distópico que dependerá de las sucesivas y pesadas herencias que se acumulan en el inconsciente colectivo de los habitantes del país de la furia.     

Juan Pablo Peralta

Trabajó en el noticiero cultural de TN (Colectivo Imaginario). Fue Cronista de Exteriores en Canal 26 y FM la 101. Hizo móviles para Radio América (AM 1190), también en AM 750 y Radio El Mundo (AM 1070). Acreditado permanente en Casa Rosada y el Parlamento. Participó en Radio Nacional (AM 870) del programa La Fonola que ahora sale por La 2x4 (Radio Ciudad). Condujo el ciclo "Tildados" en Radio File e integró el equipo de AIRE DIGITAL en La Radio En Línea y hoy forma parte del ciclo televisivo "De Izquierda a Derecha" (@DeIzquierdaDerecha), además de formar parte del equipo de ECMC Noticias México y la red mundial de información Globatium

Boletín Globatium

Globatium ha concluido su proceso de cambio a un sistema periodístico profesional. muchas gracias a todos por su paciencia.

Invitamos a todos nuestros lectores a suscribirse en nuestro boletín de noticias. El que necesite información sobre nuestro funcionamiento, puede escribirnos abajo en "contacto".

Estamos muy ilusionados con esta nueva plataforma que nos garantiza una velocidad increíble, esto lanzará nuestro proyecto. Por otra parte hemos simplificado muchas cosas que harán de globatium un medio muy eficaz. Bueno amigos seguimos trabajando, un cálido abrazo a todos los que nos han acompañado hasta aquí.

HEMEROTECA GLOBATIUM 

Archivo Web de GLOBATIUM